| 02 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El Rey avergüenza al "cantamañanas" de Iglesias con esta gestión con Trump

Felipe VI ha negociado directamente con el presidente norteamericano el envío de material crucial mientras el líder de Podemos impulsaba caceroladas contra ellos.

| Andrea Jiménez Medios

Carlos Herrera ha desvelado el papel fundamental que está teniendo el Rey Felipe VI en la crisis sanitaria, a pesar de las campañas orquestadas desde Podemos que pretenden seguir socavando la imagen del monarca. Y es que, a juicio de Herrera, Iglesias es "un cantamañanas".

Todo ello se debe a que Estados Unidos va a enviar respiradores a España "No sabemos cuántos, pero no serán pocos", ha explicado el comunicador en Cope. "El malvado Donald Trump ha levantado la Ley de Producción de la Defensa vigente desde 1950 para periodo de guerra y emergencias, que le impide hacer ese tipo de transacciones comerciales y humanitarias", ha explicado.

 Pero, además ha detallado que "lo ha hecho porque comprende la situación, a pesar de lo que se le viene encima a Estados Unidos, y porque le llamó el Rey Felipe para pedírselo".

Sin embargo, "el cantamañanas de Pablo Iglesias se dedica a organizar caceroladas contra el Jefe del Estado, a amenazar con intervenir la propiedad y, cada vez que puede, a poner a partir a Trump", ha indicado Herrera.

Y es que, que el Rey y el presidente de los Estados Unidos alcancen un acuerdo "que nos beneficia mucho en un momento tan difícil", es una imagen de lo más "elocuente" según Herrera.

De hecho, considera que Felipe VI es "un Rey discreto, que media en China y en Estados Unidos, que da ánimos a la población lo poco que le dejan hablar y que sabe estar en su sitio".

Mientras que al otro lado se encuentra "el vicepresidente segundo de España y primero de Galapagar, dejando que su partido despelleje a Amancio Ortega por cometer la bellaquería de gastar cientos de millones en ayudar a la Sanidad Pública, o a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, obligando a las empresas a pagar, cerrar y callar mientras da un espectáculo público vergonzoso al intentar explicar qué es un ERTE".