| 01 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Adrian, de 'Masterchef'
Adrian, de 'Masterchef'

La dura confesión de uno de los concursantes de 'Masterchef' sobre su infancia

Adrián se ha abierto en canal en ‘MasterChef 10’ al presentar el plato de la primera prueba y ha confesado la peor etapa de su vida.

| ESdiario Medios

La nueva edición de 'MasterChef', además de cocinar, muestra día tras día las personas que estás detrás de los concursantes. Los aspirantes del programa, a medida que avanza el talent show, se van abriendo ante la audiencia, llegando a contar algunos de los episodios más íntimos de sus vidas. 

En esta línea, durante la primera prueba de este último programa, Adrián presentó su plato a los jueces. El joven explicó que en su casa era su madre la que cocinaba, recordando su infancia en Otxarkoaga, uno de los barrios más conflictivos de Bilbao

"A mi me encanta mi barrio, pero al final si no te pegas, te pegan... El barrio, la calle. Tienes que andar un poco avispado. Y ahora estoy aquí, es un sueño para mi, una segunda oportunidad", empezaba diciendo el concursante. 

 

"¿Segunda oportunidad por qué?", le preguntaba directamente Pepe, a lo que el aspirante no dudaba en abrirse en canal y relatar uno de los episodios más complicados de su vida: "Mi infancia es bonita hasta un cierto punto. Mi padre era mi padre, y le quiero con toda mi alma, se mató en un accidente de moto, tomó malas decisiones. Le gustaba beber y cuando venía a buenas, yo le esperaba y bien. Pero cuando venía a malas, me tocaba". 

"Yo las peleas que tenía era porque necesitaba desahogarme. Al final una pelea se descontroló, me defendí y le hice una serie de lesiones que no tenía dinero para pagar. Y cuando eso pasa pues me metieron tres meses en prisión. Lo pasé fatal porque me vi ahí solo", contó. 

De ese momento sólo piensa que "no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Es una etapa que no hay que vivirla", aunque le sirvió como punto de inflexión: "Esto es una segunda oportunidad para mi". Ahora, años después, asegura que "me arrepiento de cuando me pegaba con la gente y tener a mi madre en vilo toda la noche. Las peleas me han arruinado la vida".