01 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

El lamento de Raúl del Pozo por una despedida que 'desampara' al Rey y a España

Aunque era una noticia ya conocida, el veterano columnista no ha podido evitar emocionarse ante una pérdida muy sensible, a su juicio, para la integridad del Estado.

| ESdiario Medios

Desde hace meses se conocía esta despedida, que era inevitable. Pese a ello, el periodista Raúl del Pozo, una de las celebridades del periodismo nacional, le ha querido rendir homenaje, entre la admiración y la preocupación por el futuro.

Se trata del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanz Roldán, el militar que se ganó la confianza de tres presidentes -Rodríguez Zapatero, Rajoy y Sánchez- para dirigir los servicios secretos del país, que deja este viernes el cargo tras diez años de mandato trufados de éxitos y también de algunos episodios controvertidos.

La balanza para su amigo y paisano Del Pozo, sin embargo, cae a plomo hacia el plato de los grandes servicios al país. "Ha sido clave en la abdicación del Rey Juan Carlos y ha sido fiel y leal como un buen soldado", ha destacado el veterano columnista en sus apariciones este viernes en el programa 'Más de uno' que conduce Carlos Alsina en Onda Cero y en 'Espejo Público' con Susanna Griso en Antena 3.

 

 

El hecho de ganarse la confianza de tres gobiernos distintos ya es prueba suficiente, para Del Pozo, del rigor y el compromiso férreo con la seguridad del Estado "del hijo de un picoleto que llegó a general de cuatro estrellas y llegó a tener a su mando a 140.000 hombres", aludiendo así a su condición anterior de JEMAD.

Por su pericia probada y su fidelidad granítica a la jefatura del Estado y a las necesidades del país, el periodista conquense ha dejado caer también cierta inquietud hacia lo que depare el futuro. Y no solo porque estando el Gobierno en funciones no se puede nombrar sustituto. El que venga, en opinión de Del Pozo, tendrá muy difícil llegar a la altura de Sanz Roldán, "un hombre extremadamente inteligente".