| 16 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Gay de Liébana será despedido el lunes porque no quería molestar en fin de semana.
Gay de Liébana será despedido el lunes porque no quería molestar en fin de semana.

La broma póstuma de Gay de Liébana para no molestar en su funeral

El economista era un hombre a una sonrisa pegado, y ha querido dar muestras de su sentido del humor hasta después de muerto; víctima de un cáncer que no le apartó nunca del trabajo.

| A.I.M. Medios

Siempre al pie del cañón. Siempre con una sonrisa. Siempre perico. Aun cuando su deterioro físico ya era evidente y su voz cada vez más débil, José María Gay de Liébana quiso cumplir hasta el último de sus días sus compromisos profesionales, ya fuera en La Vanguardia, en COPE o en Antena 3

 

Economistas, periodistas, políticos y todo el que se cruzó con él lloran a esta hora la muerte del hombre que inventó los "abrazos virtuales" mucho antes de que llegara la pandemia y pusiera distancia entre los seres humanos hace año y medio. 

Si algo están destacando los que le querían y respetaban es el gran sentido del humor de alguien que tanto hizo por la divulgación económica en una España en crisis -la anterior- a la que la "prima de riesgo" no le sonaba ni a pariente lejana. Y que con él aprendió a familiarizarse con conceptos como ése.

E incluso después de muerto, víctima de un cáncer contra el que luchó sin perder la sonrisa, Gay de Liébana ha dejado una muestra de ese sentido del humor. Su familia ha informado este viernes de que el funeral no será hasta el lunes al mediodía por expreso deseo de José María, porque "no quería molestar a nadie en fin de semana". Él al que tanto le gustaba pasar los suyos en Menorca. 

El velatorio será el domingo a partir de las cuatro de la tarde en el tanatorio de Les Corts y la despedida, el lunes. En día laborable como quería.

Sin duda serán muchos los compañeros de profesión que se acerquen a dar el último adiós a Gay de Liébana. Esta vez no habrá "entusiasmo a raudales", como decía él. Sino "llanto a raudales", como lo ha descrito Carlos Herrera al conocer la triste noticia.

De todas las despedidas, probablemente de las que más ilusión le habría hecho es la del Espanyol de sus amores y sus desvelos. El club trasmitió este viernes sus condolencias a la familia.