| 29 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Jorge Brazález se jugó el tipo
Jorge Brazález se jugó el tipo

Jorge Brazález se impone en ‘El Desafío’ jugándosela como la ‘antorcha humana'

Los cinco votos extra de Juan del Val fueron decisivos al activar el exclusivo Botón de la Injusticia, ya que consideraba que la pobre votación de Santiago Segura era inaceptable.

| M.V. Medios

Jorge Brazález fue el ganador del cuarto programa de ‘El Desafío’ con su reto de ‘Antorcha humana’, en el que ha llegado a traspasar cinco puertas envuelto en llamas. Aunque su victoria vino precedida por cierta polémica, ya que se produjo una división en el jurado. Y uno de ellos, Juan del Val, decidió zanjar las discusiones activando el Botón de la Injusticia, que se activa cuando se considera injusta una votación y aporta cinco puntos extra al ganador.
 
Roberto Leal lo advirtió en el primer programa, existe un Botón de la Injusticia que permite alterar las votaciones si uno de los jueces cree que alguna puntuación es improcedente. Eso sí, solo lo podían utilizar una vez en toda la edición, por lo que debían de estar muy seguros de cuándo romper el cristal.

Y llegó el momento este viernes. Juan del Val se levantó como un rayo al ver que Santiago Segura había dado solo un punto a la actuación de Jorge Brazález. “¡Se ha jugado la vida!”, exclamó indignado al ver la pobre nota. Y es que el chef demostró mucho valor al dejarse quemar a lo bonzo para convertirse en antorcha humana. La idea era emular la labor de los especialistas cinematográficos y el joven, debidamente protegido, ardió en llamas y cruzó de esa manera cinco puertas de papel, quemándolas antes para poder traspasarlas.

 

La prueba de fuego fue realmente impactante porque, a pesar de las medidas, existían riesgos reales. Brazález no podía respirar durante casi todo el trayecto para que las llamas no entraran en su boca, y bomberos y especialistas estuvieron al quite por si el concursante se ponía nervioso y cometía algún fallo. No hizo falta.

El cocinero estuvo muy concentrado en todo momento y ejecutó la proeza sin errores. Segura dio la razón de su baja nota: “Es que todos lo han hecho muy bien y, como yo he hecho películas y me he quemado varias veces, he optado por esto”. La explicación no satisfizo a Del Val que cogió el martillo y corrigió la injusticia, logrando con su actuación que Brazález se convirtiese en el campeón de la velada destronando a Kira Miró.

Antes del incidente, Miró era la vencedora gracias a su destreza manejando un toro hidráulico con el que, después de sortear varias estanterías con copas de cristal, consiguió abrir a la primera una botella de cerveza. La intérprete lo bordó, pero su contrincante fue más espectacular. Y todo en una noche en la que ninguno cometió faltas.

Copas, quads, baile

Jorge Sanz, por ejemplo, hizo sonar con los dedos varias copas de cristal llenas de agua con las que entonó 'La Cucaracha', detrás de él un grupo de mariachis arropaba la melodía. Agatha Ruiz de la Prada y Gemma Mengual también tuvieron tino conduciendo unos potentes quads a dos metros de altura sobre unos cables de acero, en plan funambulistas. La diseñadora fue más hábil que la deportista logrando terminar la prueba en poco más de un minuto.

Pablo Puyol y David Bustamante debían ejecutar una compleja coreografía sobre cintas de correr en marcha. Ambos cumplieron con nota. Y a Ana Peleteiro le tocó la apnea, reto en el que aguantó más de dos minutos sin respirar. Esta semana se sumó a la fiesta Arturo Valls, que incitó a Roberto Leal a combatir contra él en una carrera nada usual. Se trataba de desplazarse subidos a unos cubos que debían hacer girar sin caerse. Ambos se emplearon a fondo y empataron.