| 21 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Luis del Olmo y los policías de rellano en el anonimato.
Luis del Olmo y los policías de rellano en el anonimato.

Luis del Olmo y la manera más aplastante de destruir a los policías de rellano

El veterano locutor tiene la fórmula mágica para destruir a todos aquellos que desde el anonimato se dedican a mostrar lo peor de las personas en tiempos de crisis con quien más lo necesita.

| I. D. Medios

"Somos tus vecinos". Así comienzan muchas de las notas que se han hecho virales en estos días de confinamiento y que no muestran precisamente lo mejor de las personas en tiempos de crisis. Reyes Monforte se hace eco de ello en su columna de La Razón para dejar claro que esto está "mal. Ya desde el principio, mal. Somos tus vecinos debe ir rubricado con nombres y apellidos y, si me descuidan, con un documento identificativo. La valentía está reñida con el anonimato. La inmoralidad suele ser cobarde".

En este sentido, recuerda su etapa en el equipo de Protagonistas donde "Luis del Olmo siempre exigía identificación al oyente que llamaba para hacer una denuncia pública contra alguien. Mano de santo. Cuando les comunicamos las condiciones para acusar a una persona, la mayoría rehusaba hacerlo, no fuera a ser mentira o fruto de una venganza o un desahogo gratuito de bilis que terminara saliéndoles caro".

Por eso Monforte recuerda que "estos días han proliferado mensajes en ascensores, puertas de viviendas o coches de cajeras, sanitarios y demás profesionales que se la juegan a diario para salvarnos la vida o hacérnosla más fácil, firmados por un lacónico "Somos tus vecinos", invitándoles a irse o directamente insultándoles".

Concluye la periodista y escritora que "seguramente el Somos tus vecinos es el vómito de uno solo, uno de esos que reparten lecciones morales y se asoman al balcón para lanzar improperios contra personas a las que no conocen, ni a ellas ni a sus circunstancias".

Porque, lamenta, "somos propensos a adjudicarnos sin consenso ni permiso previo la portavocía de nuestros semejantes. Nos instalamos en el plural mayestático desconociendo lo que es y lo que implica, confundiéndolo con el plural de modestia o el plural sociativo. Somos tus vecinos no es nada excepto un mal comienzo que suele llevar a un pésimo final".