| 27 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Soledad Gallego-Díaz ha durado dos años como directora de El País.
Soledad Gallego-Díaz ha durado dos años como directora de El País.

Shock general en El País con la vuelta de Javier Moreno: "El niño de los ERTE"

Soledad Gallego-Díaz ha sido sustituida solo dos años después de convertirse en la primera mujer en dirigir el diario. También su adjunto, Joaquín Estefanía. Y Maruja Torres se va indignada.

| L. Moro Medios

El País vuelve por sus fueros. Dos años ha durado Soledad Gallego-Díaz al frente del diario de Prisa. Regresa a la dirección Javier Moreno, quien ya ocupara la dirección entre 2006 y 2014, hasta la llegada de Antonio Caño

La noticia del relevo de la directora ha caído como una bomba entre la redacción, especialmente entre los más veteranos del lugar. También ha sido relevado como adjunto a la directora Joaquín Estefanía. Y con ellos se va, "en jarras" según su propia expresión, Maruja Torres, que volvió a escribir en las páginas de El País de la mano de su amiga. 

Torres no se ha cortado a la hora de describir a Moreno como "el niño de los ERTE". He ahí la cuestión, porque la rumorología entre la plantilla apunta a que Moreno vuelve con la misión de aplicar otra ola de despidos como la que acometió en noviembre de 2012. Entonces fueron despedidos 120 trabajadores, alrededor de la cuarta parte. Eran los tiempos de Juan Luis Cebrián en la Presidencia.  

Javier Moreno vuelve a ponerse al frente del diario de Prisa.

 

Actualmente todos los medios del Grupo Prisa -El País, la SER y As- se encuentran en un ERTE. En el caso del diario, con una rebaja de los sueldos del 11% a la plantilla cambio de una reducción de horario.

En el plano editorial, la llegada de Gallego-Díaz supuso un giro a la izquierda por parte de El País después de los múltiples desencuentros que el diario tuvo con Pedro Sánchez en tiempos de Antonio Caño. En un editorial llegó a describir al entonces secretario general del PSOE como "un insensato sin escrúpulos que no duda en destruir el partido que con tanto desacierto ha dirigido antes que reconocer su enorme fracaso".

También Podemos estaba relativamente cómodo con El País de Soledad Gallego-Díaz y de su mano derecha, Joaquín Estefanía.