| 25 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Un momento del sketch del programa de TV3.
Un momento del sketch del programa de TV3.

"¡Fachas, fachas!", el nuevo sketch de TV3 que supera los límites contra Rajoy

Sin pudor alguno el programa de la televisión pública catalana ridiculiza al presidente del Gobierno y lo rodea de "amigos" nazis que, se supone, campan a sus anchas por La Moncloa.

| ESdiario Medios

El programa de humor satírico de la televisión pública catalana, TV3, Polònia ha vuelto a dedicar un monográfico a la situación actual en Cataluña y, claro, para ir en consonancia con el sesgo político de la cadena, las bromas han caído siempre del mismo lado.  

En su último programa, uno de los sketch abordaba las supuestas dificultades del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para condenar los incidentes, en los que ha tenido protagonismo y responsabilidad la ultraderecha, de los últimos días (en la manifestación del 9 de octubre en Valencia, o Palma y del 12 en Barcelona).

En el gags, el presidente del Gobierno discute con Enric Millo, delegado del Gobierno en Cataluña, sobre qué trato debe darse a los ultras. Millo le pregunta a Rajoy si cree que deben condenar textualmente "los ataques de los nazis", a lo que Rajoy responde con un "hombre, claro" creyendo que hace referencia a los miembros del gobierno de la Generalitat. 

Cuando el delegado del Gobierno le aclara la diferencia y tres ultras entran en escena, Rajoy asegura que "el secreto está en hacer que no los ves". "Si ellos levantan el brazo, tú agachas la cabeza", añade. "No puedo condenar lo que no veo". 

El falso delegado del Gobierno le pregunta entonces sobre si no cree que "lo que no hay que hacer es alimentarlos". En ese momento el presidente del Gobierno empieza a tirarles comida como si fueran palomas: "fachas, fachas, fachas, fachas", dice haciendo el gesto de lanzar migas.

Rajoy asegura tenerlos totalmente controlados y que les puede "echar cuando quiera", pero cuando va a ejecutar la orden de echarlos (de su despacho en La Moncloa), los ultras se revuelven contra él con insultos ("me vas a comer toda la p....", llegan a decir) y es entonces cuando tiene que recurrir a plantearles una cuenta matemática "chicos, 6 por 7". Una sencilla operación matemática que fulmina a los ultras incapaces de resolver el dilema y caen desmayados. 

Para terminar el desafortunado sketch, TV3 aprovecha para arremeter contra Pablo CasadoEnric Millo recibe una llamada de teléfono en la que informa a Rajoy de que Casado ha deseado que Puigdemont sea fusilado.