25 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Federico Jiménez Losantos

Losantos exige la ilegalización de Podemos por defender una barbaridad

El locutor apela a Europa para que cumpla sus propias resoluciones y sitúe fuera de la legalidad al partido que gobierna España junto al PSOE.

| Y.L. Medios

¿Debe ilegalizarse Unidas Podemos? Pocos se plantean esa pregunta, pero Federico Jiménez Losantos lo hace y, además, la responde afirmativamente: sí, a su juicio, un partido así no debería formar parte del arco parlamentario.

El comunicador de Esradio llega a esa conclusión después de comprobar la negativa de Podemos a condenar a los regímenes comunistas, tal y como hace una resolución del Parlamento Europeo en la que se equiparan fascismo y comunismo como las dos caras perversas de una misma moneda, el totalitarismo.

La semana pasada, como informó ESdiario, el representante de Podemos y del PCE, Enrique Santiago, se negó a suscribir en el Congreso la propuesta del PP de suscribir una resolución del Parlamento Europeo que condena por igual los crímenes del nazismo y del comunismo y recuerda que aún está pendiente un "Nüremeberg" sobre este último, en referencia a los juicios que sí se celebraron contra la herencia de Hitler al terminar la Segunda Guerra Mundial.

 

"Legitimar el genocidio comunista sólo puede obedecer al intento de repetir el ya cometido contra los católicos en España de 1936 a 1948 -cuando Stalin, no el PCE, decidió liquidar el maquis-, y por eso Podemos debe ser ilegalizado", reclama Losantos sin pelos en la lengua.

Y desarrolla su tesis: "Una fuerza política aliada a la banda también comunista ETA, que justifica el genocidio se sitúa fuera de la legalidad democrática y debe ser apartada de la vida pública y procesada por su desprecio a las víctimas de los regímenes comunistas, todos ellos genocidas, sin excepción alguna".

"Prohibidos"

"Los partidos totalitarios de signo nazi o comunista están prohibidos en varios países de Europa, como recuerda la resolución del Parlamento Europeo. Deberían estarlo en todos, porque no es lógico prohibir el efecto de las doctrinas políticas que se permiten", añade.

Para llegar a una demoledora conclusión: "La lucha de clases conduce al exterminio de clases y grupos sociales por los que la tienen como doctrina, tal y como el racismo produce violencia racista cuando se transforma en ideología y política de Estado. El caso de España es el más grave de Europa porque desde los partidos de Gobierno se niegan los genocidios comunistas con la excusa de que no pueden ser comparados con los nazis".