27 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Salvador Illa, ministro de Sanidad
Salvador Illa, ministro de Sanidad

Illa rechaza toda autocrítica y lanza una inquietante advertencia para el futuro

El ministro de Sanidad está convencido de que el Gobierno ha realizado la mejor gestión posible de la crisis sanitaria y, ante los fallos que no admite, reparte las responsabilidades.

| M. Vila Medios

Ni una sola tacha. Así ve Salvador Illa la gestión del Gobierno comandado por Pedro Sánchez en la mayor crisis sanitaria a la que se ha enfrentado España en los últimos tiempos. Por eso, para el ministro de Sanidad no hay margen para la crítica en la gestión de la lucha contra el coronavirus. Y si la hay, tiene responsables a las que endosárselas. Una estrategia que, por sus palabras, seguirá el Ejecutivo en el porvenir.

En una extensa entrevista en El País, el titular de Sanidad insiste machaconamente en la idea en que se hizo lo que había que hacer en cada momento con los datos que se tenían. "Se actuó como debía actuar con la información disponible, acertar la quiniela del domingo el lunes, no me vale. No voy a entrar en esas discusiones", es la afirmación que repite una y otra vez el ministro.

 

 

También reitera que en todo momento se siguió "el criterio de los científicos y expertos", una cortada recurrente que, sin embargo, no se corresponde con la verdad del alud de advertencias que el Gobierno recibió. Porque desde enero lo hizo la OMS en reiteradas ocasiones y la Organización Médica Colegial, e incluso el 3 de marzo existió un aviso también de la Unión Europea.

El propio Ministerio de Sanidad, en sendos informes rubricados por el propio Fernando Simón, advirtió en febrero y marzo de que el contagio del virus se produciría en distancias de menos de dos metros.

Nada de eso, sin embargo, menciona Illa, que explica que se permitieron las manifestaciones del 8 de marzo "como se hizo en todas las partes del mundo" y que no fue hasta el día después cuando las "Comunidades Autónomas comenzaron a darnos datos de contagios".

Puesto a eludir cualquier atisbo de culpa, el titular de Sanidad también tiene explicación para el despropósito y el derroche en la compra de material médico. "Cómprese al mejor precio y que se traiga lo antes posible", fue, según asegura, su consigna, sin más consideración.

Volverán a hacerlo

Illa, incluso, presume de la unidad exhibida por el Gobierno y por el "calado social" que ha dado a esta crisis sanitaria. "No es casualidad que se haya aprobado en este momento el Ingreso Mínimo Vital", asevera, rechazando además las quejas y críticas de la oposición, que no comprende "y a las que no voy a responder".

 

Así las cosas, el ministro de Sanidad cree que el comportamiento del Ejecutivo de Pedro Sánchez es absolutamente defendible e intachable. Y con ese convencimiento, y en un augurio que inquieta, afirma que será la referencia que se tome en el futuro ante posibles rebrotes. "Nos ponemos en el escenario más adverso posible", asegura Illa, que tiene claro que "si la situación vuelve a empeorar, naturalmente volveremos al confinamiento".