05 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Araque en "Ya es mediodía" en Telecinco
José Araque en "Ya es mediodía" en Telecinco

Un reportero de "Ya es mediodía" es gravemente increpado por un grupo de okupas

El trabajo a pie de calle supone, en muchas ocasiones, un auténtico reto para periodistas y cámaras. Eso es exactamente lo que le ocurrió a José Araque tras verse en medio de una disputa.

| Clara Ballesteros Medios

Un equipo de Ya es mediodía ha vivido un momento tenso en Fuenlabrada (Madrid) mientras estaba realizando su trabajo. El programa de Telecinco decidió acudir al lugar después de que unos vecinos denunciaran la okupación ilegal en una nave. "Dos familias viven allí desde hace cuatro meses, incluso instalaron una piscina portátil este verano y reaccionaron violentamente al ver las cámaras de televisión", ha comentado este miércoles Sonsoles Ónega.

Un episodio en el que José Araque, reportero del magacín, no lo tuvo nada fácil. "Se ha jugado la vida, literalmente", ha asegurado la presentadora. Y es que los okupas no dudaron en increpar verbalmente al reportero, quien tuvo que escuchar serias amenazas mientras intentaba grabar un reportaje sobre lo que estaba ocurriendo en la zona.

José Araque y Sonsoles Ónega

"Que te pego un pedrazo, comemierda", le dijo uno de los okupas. "Es que salgo y te muerdo", continuó. Una situación tensa que hizo que incluso la Policía tuviera que desplazarse hasta el lugar en el que estaba teniendo lugar el altercado. "Ese es un pieza. Ese salta la valla y os hincha. Ten cuidado", le dijeron los agentes a Araque.

"Si yo tuviera dinero no me iba a meter aquí, me compraría un piso normal. Pues como todo el mundo, ¿no?", dijo Juan Antonio, de 18 años, miembro de una de las dos familias de okupas. "El día que se celebre un juicio y a nosotros el juez nos diga que desalojemos de aquí, nosotros nos vamos", aseguró.

Una situación que tiene a los vecinos muy preocupados ya que comentan que está todo hecho un desastre. "Los vecinos denuncian que actúan como mafias que extorsionan a los propietarios", dijo Araque. Algo que niegan los okupas quienes, además, aseguran que el dueño de la nave no puede decirles nada. "Eso ya sería tomarse la justicia por su mano", concluyó el okupa.