| 09 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

El simple y crudo motivo por el que Rajoy no quiere debatir solo contra Sánchez

Mucho se ha especulado con las razones que ha llevado al líder del PP a negarse a un electoral "cara a cara" televisado contra el líder del PSOE. La realidad supera la ficción.

| Isabel de Dios Medios

Con la campaña electoral a la vuelta de la esquina otra vez vuelven los debates al primer plano de la actualidad. Luis Arroyo en Infolibre desvela el verdadero motivo por el que Mariano Rajoy no quiere debatir con el líder del PSOE: "Pedro Sánchez habría querido debatir con Mariano Rajoy, por supuesto. Aunque mucha gente simpatiza con Podemos, la gente no imagina a Pablo Iglesias presidiendo el Consejo de Ministros, ni recibiendo a los líderes mundiales en las escaleras del palacete correspondiente de Moncloa. El PSOE defiende, y es muy verosímil, que a día de hoy sólo hay dos presidentes posibles: Mariano Rajoy o Pedro Sánchez. Un debate entre los dos grabaría esa decisión en la mente de los votantes. Pero en España dos no debaten si uno no quiere y Rajoy prefiere ningunear al socialista, porque contra Iglesias vive mucho mejor".

José Alejandro Vara a todo esto asegura en VozPópuli que "Rajoy se acuerda de que es católico ante la derechización de Ciudadanos. "Como católico" y a título personal se presentó Rajoy este jueves en la procesión de Corpus Santo de Toledo. No lo había hecho desde que es presidente. De repente, el PP vuelve la mirada hacia el elector religioso para combatir la derechización de Ciudadanos".

Según El Confidencial Digital, eso sí, "Rajoy no se achanta y pide más actos de campaña en la calle. Los incidentes en Madrid y Valencia no le han hecho cambiar de opinión: quiere encuentros con ciudadanos todas las semanas Rajoy ha comenzado la pre-campaña electoral con mal pie. En el acto de presentación de los candidatos en El Retiro (Madrid), un joven fue interceptado por los escoltas cuando se acercaba a él y al resto de dirigentes llamándoles “mafia”. Al día siguiente, en Valencia, también fue increpado por un grupo de ciudadanos mientras paseaba por la ciudad. Pese a ello, el presidente ha pedido aún “más calle”.

En cuanto a Sánchez, dice Benjamín López en ESdiario que "un grave problema desbarata su discurso y le deja al borde del abismo. El líder del PSOE está enrocado. A pesar de la delicada situación que vive no escucha a nadie y los hechos desmienten a las palabras. Los ataques suben de tono pero la realidad le desmiente y le deja en evidencia con muy mala pinta". 

Por su parte, Federico Castaño añade en VozPópuli que "Carmena, Colau y Oltra agravan el agujero del PSOE en Madrid, Barcelona y Valencia. Algo sí comparte la actual dirección del PSOE con la mayoría de los barones socialistas: la inquietud por estar contribuyendo a fortalecer el tirón electoral de varias lideresas que le hacen la competencia directa dentro de la izquierda". 

Tampoco ayuda mucho a mantener una buena imagen de cara a las elecciones que, según Nuria Val en OK Diario, se hayan falsificado 1.000 avales en las primarias del PSOE gallego: "El diputado y 'número dos' en la lista al Congreso por La Coruña, Ricardo García Mira, denuncia un fraude de identidad tras querer avalar a un candidato y alguien había suplantado su identidad para apoyar a otro. Fuentes socialistas en Galicia aseguran que la actual gestora tuvo que tirar a la basura más de 1.000 firmas por duplicidad en los avales". 

Mientras tanto, Ana Pardo de Vera apunta en Público que "Iglesias se presenta ante la élite empresarial como la nueva socialdemocracia.  El secretario general de Podemos tiende la mano a los desencantados del PSOE que aplicó "políticas en las que no creía", citando al histórico Ludolfo Paramio". 

De momento, parece que con eso no basta porque El Diario publica una encuesta según la cual "Unidos Podemos y las confluencias superan al PSOE en votos, no en escaños. Según la encuesta de Celeste-tel, la suma de fuerzas en torno a Pablo Iglesias y Alberto Garzón obtendría el 24,2% de los votos y entre 78 y 82 escaños frente al 22% y los 84-87 escaños del PSOE. El PP repetiría como primera fuerza". 

 

Venezuela se ha colado directamente en la campaña electoral española y después de que Rajoy convocara el Consejo de Seguridad Nacional para hablar de la situación en el país del que acaba de volver Rivera, Isaac Rosa ironiza en El Diario con "el plan oculto del chavismo para dominar España": " Tanto jijí y tanto jajá con el uso electoralista de Venezuela, pero acabo de caerme del guindo: es todo cierto. Es incluso peor: el chavismo tiene un plan para dominar España. Y va camino de lograr sus objetivos. Yo estoy cagado, he empezado a hacer las maletas. . Así de brillante es el plan del chavismo para dominar España: lograr que los españoles demos la mayoría absoluta a Podemos por efecto rebote ante la desproporcionada campaña de sus enemigos. Suena retorcido, lo sé, pero el mal, el Mal con mayúsculas, siempre es retorcido, así disfruta más su victoria". 

Antonio Pérez Henares está para menos bromas en Periodista Digital y señala que "ante quien primero han de rendir cuentas los jefes podemitas, da igual las siglas bajo las que entonces se camuflaban, es ante el saqueado pueblo venezolano por el dinero que les esquilmaron. Porque eso es lo que hicieron en connivencia primero con Chaves y luego con Maduro, trincar el dinero de los venezolanos. El que tanta falta les hace ahora en las miserias por las que atraviesan".

Y con este panorama, Fernando Jáuregui concluye en Diario Crítico que "creo, la verdad, que la situación ha empeorado, si es que ello era posible, con respecto a lo que vivíamos hace 5 meses, cuando constatamos que, salvo milagros -que no se produjeron- esto iba a ser imposible de gobernar. Los líderes andan en campaña en lugares varios, recorriendo enloquecidos los más diversos puntos de la geografía española (y latinoamericana, que esa es otra), periplos sin ton ni son que les impiden detenerse a reflexionar un momento sobre lo que posiblemente estén haciendo mal. Por eso algunas ofertas ‘locas’, como la de crear doscientos mil puestos de trabajo en la función pública, o la exigencia de revisar la educación concertada. Y se registran brotes preocupantes, no solamente en la Barcelona de los okupas ni en la Euskadi de Bildu, de colectivos que se pasan la ley, cualquier ley, por el forro de quién sabe dónde".