| 17 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Momento en que Patricia Ramírez entra en directo a negar que Manuel Vilaseró sea amigo de la familia.
Momento en que Patricia Ramírez entra en directo a negar que Manuel Vilaseró sea amigo de la familia.

El periodista al que la madre de Gabriel abroncó en T5 se toma la revancha

Manuel Vilaseró vuelve a la carga con un sorprendente artículo, a pesar de que Patricia Ramírez ha negado que sea amigo de la familia y le ha acusado de entorpecer la investigación.

| ESdiario Medios

Un día después de que la madre de Gabriel Cruz entrara en directo en El Programa de Ana Rosa para negar que el periodista Manuel Vilaseró sea amigo de la familia y afearle que con sus informaciones pusiera en peligro la investigación, éste firma un nuevo artículo en El Periódico.

Y en él se toma la revancha al contradecir a Patricia Ramírez e intentar lavar su imagen. Lo hace trasladando a los lectores que no sólo no entorpeció la labor de la Guardia Civil, sino que ayudó a que Ana Julia Quezada se confiara y pensara que los investigadores la habían descartado como sospechosa.

Según Vilaseró, el viernes pasado, "cuando todo empezaba a apuntar hacia ella y era la Guardia Civil quien tenía que confirmar si era ella quien se había llevado al niño", él le trasladó un mensaje de calma. 

"Le trasmití -a Ana Julia- que nuestras fuentes nos indicaban que estaba completamente descartada como sospechosa. Que no hiciera caso de lo que se publicaba. Esta vez la engañada iba a ser ella".

Y añade: "En estos momentos aún esperábamos que lo tuviera vivo en algún lugar. Que, como había dicho, no podría ser capaz de hacerle daño a un niño tan inocente del que muchos días se había ocupado".

Vilaseró cuenta que dos días después de que Ana Julia encontrara la camiseta del niño, habló con ella largo y tendido precisamente en la habitación de Gabriel. E insiste en que ya entonces intentó a toda costa que pensara que los investigadores no iban tras ella:

"Intenté tranquilizarla, para evitar que se alarmara en el caso de que realmente fuese la autora. Le dije que me constaba que solo eran dudas, nada más. Dudas que la Guardia Civil despejaría cuando la llamaran a declarar".

No obstante los padres del pequeño siguen muy dolidos con él.