| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Eva Soriano.
Eva Soriano.

Eva Soriano pide en Europa FM más empatía en la "fábrica" de lencería femenina

La locutora de "Cuerpos Especiales" ha aprovechado el formato y la radio para hacer una "reivindicación" sobre esta prenda interior, con la que ha tenido un "pequeño" percance.

| Sandra Miras Medios

En el morning de Europa FM, bajo la batuta de Eva Soriano e Iggy Rubín, hay espacio para todo. Cuerpos especiales es característicos, además de por su locutora, por ser un formato donde se puede hablar de todo, dentro del prisma del humor. Hasta las experiencias personales tienen cabida aquí. Y si no, que se lo digan a la propia presentadora, que aprovecha su emisión para hacer más cosas, además de informar. Soriano ha hecho una reivindicación "íntima" y para todas basada en "algo" que le ocurrió a ella. 

"El otro día fui a una conocida marca de lencería femenina a comprarme unas braguitas", comienza narrando la humorista, para después preguntarle a la dependienta qué talla era la que le correspondía. "Si tienes una M, pues una M y está todo bien", reproduce la locutora la respuesta de la chica que le atiende. Pero es aquí, donde empieza "el drama" y la reivindicación de Soriano. 

 

"El tallaje no se adecúa con el perímetro..."

"Sí que es verdad que el tema culero me lo cubría, pero....no el pepe", señalaba la cómica de Reus, para inmediatamente señalar que "me estoy dando cuenta que el tallaje de la ropa íntima no se adecúa con el perímetro de tu pepillo", el cual tiene nombre, según ha confesado poco después. Aquí, Soriano lanza una propuesta a todos los fabricantes de lencería: "tendría que ser como el tallaje de los sujetadores. Pero aquí no, te ponen una M de todo. Entonces, a mi, ¿qué pasa...?".

 

 

 

"¿Qué pasa?", se interesa Iggy, que si llega a saber la respuesta igual ni se la hace. "Pues como el Mar Rojo", contesta Eva, para ser más clara: "¿Sabes cuando Moisés lo abre? Pues así", concluye, provocando la cara de sorpresa y de incredulidad en su compañero. "Claro, tú vas todo el día mal, porque eso se mete por ahí...", continúa con su lucha, "necesito unas bragas que me aporten comodidad chochil", zanja, para concluir con un mensaje a las tiendas de lencería: "por favor, tengan en cuenta que not all potorros no todas tenemos la misma talla potorril".