| 25 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Toñi Moreno con José Antonio Avilés este fin de semana en "Viva la vida".
Toñi Moreno con José Antonio Avilés este fin de semana en "Viva la vida".

Toñi Moreno pone en evidencia a Emma García nada más arrebatarle el "sillón"

La persona que quitó de la circulación a María Teresa Campos en la parrilla de Telecinco vuelve a demostrar, negro sobre blanco sobre la mesa, que hay que tener cuidado con ella. De momento.

| Candela Alba Medios

Hace muchos años Toñi Moreno era la persona elegida para sustituir el mítico Qué tiempo tan feliz de María Teresa Campos los fines de semana de Telecinco por un entonces nuevo y desconocido Viva la Vida.

La persona que "sacó" a María Teresa de la parrilla de Telecinco fue haciéndose poco a poco un hueco entre el público que llevó a lo más alto a su Viva la vida mientras Mujeres y hombres y viceversa hacía exactamente lo contrario: emprender una caída libre progresiva que no había manera de frenar.

Fue entonces cuando Mediaset decidió "cambiar cromos" y poner a Emma García en Viva la vida y a Toñi Moreno en Mujeres y hombres y viceversa. Y ahí comenzó la caída de la presentadora andaluza, que no pudo levantar un formato que terminó desapareciendo no sin antes dejar que Jesús Vázquez intentara recuperarlo.

Toñi Moreno mejora los datos de Viva la Vida al sustituir a Emma García

Sin embargo, este verano Toñi ha vuelto a ser la sustituta veraniega de Emma y, de momento, ha demostrado que tal vez los directivos de Telecinco deberían reconsiderar sus decisiones con los datos de audiencia, negro sobre blanco, en mano.

 

Sin ir más lejos, este fin de semana Moreno registró datos de 17.5% de cuota de pantalla y 1.494.000 espectadores en el Viva la Vida del sábado y de 14.8% y 1.403.000 el domingo. A saber, el mayor número de espectadores desde hace más de un mes, por encima de la barrera psicológica de los 1.400.000 espectadores, muy lejos de la media de los 1.100.000 o 1.200.000 que anotó en el mes de julio el programa.