22 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Inda, entre Iglesias y Montero
Inda, entre Iglesias y Montero

Inda revela una bronca cara a cara en la calle con Iglesias, Montero y su bebé

El periodista desvela una escena desconocida que sucedió, en plena calle, cuando se topó a la puerta de un juzgado con la pareja de Podemos y uno de sus hijos. Fue ésta.

| ESdiario Medios

"Parece que era el Gobierno del PP quien daba las órdenes a una trama mafiosa, con nombre propios tan edificantes como Villarejo o Inda para fabricar pruebas falsas que evitaran que Podemos pudiera estar en el Gobierno de España". La frase es literal de Pablo Iglesias, y la pronunció por enésima vez en un acto preelectoral en La Coruña este fin de semana.

Responde al mantra sobre las cloacas que el partido morado repite para esquivar una de las acusaciones que más le persigue: sus conexiones económicas con los regímenes boliviano y venezolano. Algo que la justicia ha desechado hasta ahora cuando se denunciaba la financiación de Podemos por esa vía pero que, sin embargo, está más que demostrado con sus principales dirigentes.

Pero ese matiz, y las siniestras andanzas del comisario Villarejo, responsable de investigaciones muy oscuras a media España; es suficiente para escurrir el bulto y pasar al contraataque, con el periodista Eduardo Inda, director de OKdiario, como uno de sus máximos objetivos.

Y ha sido precisamente él quien ha respondido a las reiteradas acusaciones en un largo artículo que, bajo el titular "Las cloacas eran Podemos", revela una desconocida escena que vivió en persona, a las puertas de un juzgado, con el matrimonio Pablo Iglesias e Irene Montero y uno de sus hijos.

 

"La última vez que vi a Pablo Iglesias y a Irena Montera fue con motivo de la enésima querella que nos pusieron. El agradable encuentro aconteció el viernes 20 de diciembre a las puertas de los juzgados de Collado Villalba. Eran las 9.00 de la mañana y yo me aproximé a la puerta de la vetusta sede con la obvia intención de franquearla", explica Inda.

"Me crucé con el vicepresidente del Gobierno y la enchufada ministra de Igualdad. Como es habitual, no les saludé, jamás lo hago con gente de su catadura moral. Pero cuál sería mi sorpresa cuando el excelentísimo marqués de Galapagar se puso a gritarme como un verdulero mientras me miraba cual matón barato de barrio: «¡¡¡Inda, no te acerques a mi hijooooo!!!». Parecía la entrañable Belén Esteban cuando defendía a Andreíta de los paparazzi pero en versión macarra", revela.

"La impresentable reacción del caudillo de Podemos no se debió a que yo tenga coronavirus, que ni era ni es el caso, sino, simple y llanamente, a que la tan cursi como peligrosa parejita está histérica con OKDIARIO y con un servidor", prosigue su relato.

Según Inda, Iglesias y Montero se presentaron en el juzgado con su bebé de 4 meses y dando voces

Antes de contar el desenlace, con la respuesta que él les dio: "Un servidor contestó, imperturbable, sin alzar la voz, lo que el pájaro se merecía: Deja de hacer el payaso, que no estamos en el circo". A continuación, el también tertuliano explica al detalle la presencia del bebé en la escena subida de temperatura.

Por no hablar del espectáculo que representa la enésima utilización de uno de sus hijos con fines vomitivamente propagandísticos o tal vez judiciales. ¿O acaso es normal ir a los juzgados con una niña de apenas cuatro meses?", arguye.

"Máxime teniendo en cuenta que no estamos hablando de una pareja pobre de solemnidad sino de dos ricos, mejor dicho, de dos millonetis que tienen una chica de servicio empotrada en su casoplón además de una salus, las enfermeras de bebés más caras (a 3.000 el mes) y prestigiadas del mercado. Claro que no es la primera vez que hacen un uso espurio de su vástagos. Ni es la segunda que yo me cuestiono a qué espera la Fiscalía de Menores para apercibir al dúo de marras", cierra esta oarte de la narración.

Las acusaciones

La escena enmarca la contestación a las acusaciones de "mafioso" que recibe el director del periódico, no solo rechazadas por él sino dadas la vuelta como un calcetín: "Rara era la vez en la que Pablo Iglesias no salía en televisión relacionándome con el torrentiano comisario, a la par que aprovechaba para exigir que me echasen de las tertulias televisivas (ahora lo hace con igual insistencia pero en privado y apelando a su condición de vicepresidente del Gobierno). «Eduardo Inda forma parte de las cloacas, Eduardo Inda forma parte de las cloacas, Eduardo Inda forma parte de las cloacas», explica.

"Soy víctima"

Para concluir: "El mayor disgusto se lo llevó Pablo Iglesias cuando conoció, hace tres semanas, que el sumario desvelaba no sólo que yo no era, ni soy, ni seré jamás, amigo de José Manuel Villarejo sino que, además, soy una de sus víctimas.".

Y una última reflexión demoledora contra el líder de Podemos, a cuento de aquella frase que soltó en un chat de la formación contra la periodista Mariló Montero, de quien dijo que la "azotaría hasta sangrar": "Moraleja: las cloacas eran Iglesias y Podemos. Es lo que hay cuando, además de un marxista, eres un psicópata, un mentiroso y un machista, muy machista, violentamente machista".