21 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Karlos Arguiñano.

Arguiñano masacra al Gobierno de Sánchez e Iglesias: "Somos el hazmerreír"

La estrella de Antena 3 critica que mientras los franceses entran por Barajas a "mamarse como osos en España" alguien de Guipúzcoa no pueda viajar a ver a sus mayores a La Rioja.

| ESdiario Medios

Karlos Arguiñano lo mismo cuenta un chiste subido de tono en horario infantil mientras corta cebolla que se canta una canción. Y es que la media vida que lleva el cocinero en televisión le han permitido tener licencia para casi todo. Y todo siempre, con buen humor.

Claro, que también hay temas que ponen muy serio al cocinero más famoso de la historia de la televisión en España. Por ejemplo, el hecho de que el Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias encierren a los españoles en sus respectivas comunidades autónomas mientras permiten que cualquier ciudadano del mundo entre en nuestro país a través de los aeropuertos.

Mientras estaba preparando uno de sus sabrosos platos ante las cámaras, ha pedido que alguien le explique esta situación tan kafkiana: "Yo por ejemplo, guipuzcuano, no puedo ir a La Rioja, que está aquí, al lado, pegados. Y, sin embargo, los franceses vienen como locos a España. Entran por Barajas, parece ser, la mayoría de ellos. ¿Eso cómo es? ¿Me lo podéis explicar? Que nosotros no podamos ir a saludar a nuestros abuelos, a nuestros mayores, con todos los cuidados y que los franceses vengan, se mamen como osos, porque se maman como osos, los hemos visto".

 

En su alegato, Karlos Arguiñano exige que los gobernantes se pongan "a mandar". "Vamos a controlar un poquito el país, porque bastante tienen los políticos con sus rollos, que son insufribles. Estamos los españoles ya hasta el moño de los políticos, hasta el moño".

Arguiñano ha acabado por hacer extensivas sus críticas a toda la clase política: "Qué ganas de estar sentados en unos asientos. Es que, mientras están discutiendo no están gobernando. Tenemos 1.000 políticos malos. Nos bastarían 100 buenos para que España fuese un país líder. Pero claro, con 1.000 malos. Somos el hazmerreír".