| 24 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

La macabra afición gore de un soltero de "First Dates" que apasiona a su cita

El programa de citas de Cuatro sigue ayudando a las personas a encontrar el amor, aunque por el camino dejan imágenes y momentos escalofriantes de los que se hacen eco las redes sociales.

| Sandra Miras Medios

First Dates, el programa de citas de Cuatro, continúa con su principal objetivo: emparejar a aquellos que buscan el amor. Muchos solteros han pasado por el formato, algunos dejando momentos únicos para el recuerdo y, por supuesto, para las redes sociales. Esaul, Little Sunchine como se hace llamar, se definía como una persona negativa que odia la vida y que siente gran pasión por los huesos humanos. 

Con una presentación como esta, el entretenimiento estaba garantizado. Pero la cosa "mejoró" cuando este soltero de Valencia aparecía en el restaurante con un cráneo, dejando a Lidia Torrent helada, tanto por su confesión de que colecciona "cráneos humanos, son como la joya de la corona para mí que hago taxidermia y colecciono huesos. Tengo un congelador lleno de cadáveres de animales donados", así como por sus contestaciones bordes. 

 

"Me gustan las góticas culonas y pelirrojas"

Este extravagante soltero, cuyo look es "la consecuencia de tener traumas infantiles, supongo porque no me acuerdo. La gente cambia y yo me estanco en cómo vivía Drácula", como él mismo ha señalado, ha descrito que le gustan "las góticas culonas y sin son pelirrojas, mejor". Aunque no ha sido una tarea fácil para el equipo de First Dates, el programa que presenta Carlos Sobera ha dado con su cita: Elena. Una chica de Ciudad Real, de "mente abierta, muy energética e hiperlaxa". 

 


La cita entre Esaul y Elena ha empezado con muy pie, ni la calavera ha asustado a la joven manchega, quien ha confesado a Torrent que ella era más de lo oscuro que de corazones, asegurando que le gustan los chicos pálidos que parezca que están muertos. Y al ver a Esaul le ha salido decir "seguro que está pinzado y me va a caer bien".

 

 


La joven demostró durante el desarrollo de la cena que tiene mucha paciencia, sobre todo, cuando su cita no supo ubicar Ciudad Real en el mapa y se metió con sus estudios. "Vaya mierda", soltó el valenciano al enterarse que Elena estudiaba cine. Esaul, por otro lado, ha sido objetivo de los comentarios de Twitter por preguntar dónde está Ciudad Real, cuestión que hizo con un tono que no se sabía si vacilaba o lo decía en serio. 

 

 

 

La velada dio para mucho más, pues ambos parecía que habían congeniado. Sin embargo, en un momento de la cena, la propia Elena vio claro que si salía con Esauel "me va a costar tres años de terapia". Esta confesión surgió a raíz de este comentario del soltero: "Tengo una pitón, lo digo en serio, no estoy hablando de mi pene". 

Cuando llegó el momento de la decisión, y después de una cena llena de confesiones, Elena bromeó con no querer una segunda cita, algo que sorprendió al valenciano. Pero la joven ciudadrealeña simplemente le estaba tomando el pelo: "Quiero seguir conociéndole", admitió. Por su parte, Esauel también quiso volver a verla porque se lo había pasado muy bien.