17 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Blas Cantó

La música de la docuserie de Rocío Carrasco ya no solo enfada a Blas Cantó

Si con la emisión del primer capítulo las redes ardieron por promocionar a otro representante eurovisivo, ahora la pelea por la banda sonora es otra.

| A. J. Medios

La docuserie sobre la vida de Rocío Carrasco y su relación con Antonio David Flores, no solo se ha convertido en el tema de conversación de media España por los supuestos malos tratos que denuncia, sino que Rocío. Contar la verdad para seguir viva, ha llegado envuelta en la polémica por la banda sonora que acompaña a cada programa.

De hecho, en su primera emisión, sorprendió a todos con la presencia de Gjon's Tears, representante suizo del próximo Festival de Eurovisión, quien interpretó en directo Tout l'univers, la banda sonora de los capítulos.

 Algo que no pasó desapercibido por las redes sociales que veían a Blas Cantó, representante de España en el festival musical, como un gran damnificado por la aparición en prime time, y en uno de los programas de máxima audiencia de la historia de la televisión, de uno de sus rivales en el concurso.

Sin embargo, una semana después, era otra canción del certamen la que sonó en plató: Volià, de la francesa Barbara Pravi, lo que ha enfadado al suizo, que no ha tardado en expresar su enfado en las redes sociales.

"Cuando Telecinco usó mi canción, me dijo que era especial y único para ellos, que por ello me invitaron a su programa y me preguntaron si podían usar mi canción para todo el documental y acepté para agradecer el apoyo de España", aseguraba.

Sin embargo, publicaba en las redes sociales una cara de sorpresa "cuando me doy cuenta de que no teníamos la misma definición de 'único' y 'todo el programa'". "No es ningún drama", compartió después, "simplemente pienso que cuando algo no esta bien hay que decirlo". Sin embargo, poco después, lo borró.