| 22 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Christian Gálvez
Christian Gálvez

Christian Gálvez cierra su cuenta de Twitter harto de los juicios permanentes

El presentador de Mediaset ha tomado una drástica decisión para volver a ser Chris, en lugar de estar continuamente metido en su papel televisivo conocido por todos.

| A. J. Medios

Christian Gálvez ha dicho basta. Ya no quiere seguir representando de forma constante el papel de famoso en el que todo los tienen encasillado, sino que quiere ser simplemente Chris, y salir de un mundo en el que todo se cuestiona y se critica, por ello, ha tomado una decisión radical: "Llegó la hora de decir adiós a este lugar".

Así lo ha comunicado el propio presentador de Mediaset a través de un largo hilo en la red social en el que ha explicado todos los motivos que le han llevado a ello y que ha estado madurando "varios días (en realidad, años)".

 

Y es que, según Gálvez, cuando llegó a Twitter, "allá por el 2010, prometía ser un lugar muy interesante, un semillero de buen rollo, de compartir cosas en común, de celebrar los éxitos juntos y apoyarnos en los fracasos, esos eventos históricos de los que uno más aprende. Todo eso se vino abajo muy pronto".

De hecho, ha explicado que ha sufrido las dos caras de la red social, la del aplauso, pero también la de la crítica y por ello, "cuando uno observa todo esto desde la distancia, se da cuenta de que lo que la gente aplaude es una imagen que se han creado de mí, al igual que cuando la gente me ha criticado también lo han hecho desde el mismo lugar, desde esa imagen que han proyectado de mí".

Sus cambios con la pandemia

"Sin embargo, pocos, muy pocos (y pocas) conocéis a Chris", ha explicado el presentador, para añadir que desde la pandemia ha "cambiado para intentar convertirme en quien quiero ser, y no es más que un tipo de Móstoles que quiere entretener y ser feliz", aunque "Twitter no permite todo".

Por ello, "después de tanta tristeza, de tanta muerte a mi alrededor (en mi caso, muchas pérdidas), he decidido ser feliz, disfrutar de lo que hago y no tener siempre presente el cruel termómetro de Twitter sobre mis hombros", ha explicado el presentador.

"No creo que refleje la realidad. No toda, al menos. Igual soy demasiado optimista, pero este no es un lugar sano. Insisto, a algunos no os importará, otros lo celebraréis y otros me echaréis de menos", ha dicho.

Palabras para sus seguidores

De esta manera, ha dedicado unas palabras a sus seguidores: "Gracias por estar al otro lado, por confiar, por creer, por auparme, por celebrarme, por consolarme. Ha sido un verdadero honor teneros cerca entre tanta ira".

Además, el presentador ha recordado su vuelta a las pantallas con el programa Alta Tensión, con el que espera "volver y disfrutar, ser feliz mientras dure la aventura. Caerán críticas, lloverán comparaciones o alabaréis nuestro trabajo, pero no estaré para leerlo. La mayor (mejor y peor al mismo tiempo) crítica será la audiciencia, y si caemos, volveremos a levantarnos. Y si triunfamos, volveremos a celebrarlo, pero no tendré un ojo pendiente en este lugar", ha dicho.

Junto a ello, también ha lanzado otro consejo a sus seguidores, inspirado en el Kenjutsu, el arte marcial japonés, que ha practicado. "Si te dicen por aquí que no podrás, inténtalo. Si te dicen que no deberías, haz un ejercicio de conciencia y autocrítica y decide tú tu próximo paso. Hay demasiadas heridas narcisistas. No son tu problema ni tu responsabilidad. Solo debes ser tener respeto, coraje, rectitud, compasión, honestidad, honor y lealtad. En mi escuela lo llaman Bushido, "el camino del guerrero".