| 02 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Alsina destroza la imagen de Pedro Sánchez con un dato que destapa su hipocresía

Parece que el socialista está dispuesto a casi cualquier cosa con tal de llegar al poder pero por el camino está dejando demasiadas pistas de su falta de escrúpulos y la hemeroteca le hunde.

| ESdiario Medios

Ya lo dice el dicho: renovarse o morir. Y Pedro Sánchez lo lleva hasta las últimas consecuencias, sólo que el socialista lo llama "evolución". Es la conclusión a la que llegó este viernes Carlos Alsina en su editorial en Más de Uno de Onda Cero en el que concluyó que en la política, como dijo Darwin, sobrevive el que mejor se adapta "y Pedro, que es una rara especie de superviviente que, en realidad, ya estuvo muerto, es un hombre que ha aprendido a adaptarse a sus circunstancias cambiantes. Pedro mutante. Ha ido cambiando de socialista medio liberal de la escuela Sebastián-Sevilla a látigo del neoliberalismo y crítico de la socialdemocracia. Hace tres años gustaba de verse ubicado en el centro izquierda y ahora sostiene que el centro nunca ha existido". 

Con no poca guasa, el locutor de Onda Cero asegura que "Pedro es pokémon y, como él mismo dice, evoluciona. En casa Évole dijo aquello de que no habría manera de que el PSOE regresara al gobierno sino era de la mano con Podemos y ahora levanta el pie y se declara capaz de llevar al partido al gobierno sin casarse con nadie. Aún no llega a llamar a Iglesias antisistema o populista extremo (eso era en 2014) pero sí a tachar a Podemos de rupturista en contraste consigo mismo, que se considera reformista. La música que viene sonando de Francia: reforma frente a ruptura, Macron frente a Le Pen y Melenchon. Todos somos Macron es la nueva cantinela europea". 

También ha cambiado de opinión respecto a Cataluña varias veces ("de una semana para otra"): "Él ya no insiste en lo de la nación de naciones. Ahora dice que Cataluña es nación, pero cultural. Como el País Vasco. Con Cataluña, como con Podemos, ha oficiado Pedro las bodas de Canaá pero al revés: ha convertido el vino en agua".

El colmo de la hipocresía, lo remata Alsina con el plasma y la transparencia ante la prensa: "Hace dos años Pedro era demoledor con Rajoy porque no daba ruedas de prensa —el plasma, cuánto daño le hizo a Rajoy aquello de andar huyendo de la prensa— y ahora es Pedro quien pasa olímpicamente de responder a las preguntas de los periodistas que cubren sus actos. Pedro pokemon ha evolucionado a Pedro plasma".