| 30 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Chicote
Chicote

Las sorprendentes palabras del dueño del último restaurante ayudado por Chicote

El propietario, que durante la grabación del programa mostraba su tristeza y desesperación ante el futuro de su local, no ha dudado en calificar a Chicote como "un gran profesional".

| ESdiario Medios

El equipo de 'Pesadilla en la cocina', con el chef Alberto Chicote a la cabeza, se trasladó en el último programa hasta Sevilla para visitar el restaurante El Palomo y tratar de dar un cambio de imagen a esta taberna típica andaluza, ubicada en el centro de la ciudad. Sin embargo, como suele ocurrir en este formato de La Sexta, el paso de Chicote ha dejado varios momentos de tensión.

Antonio, uno de los dueños del establecimiento sevillano, se ha referido así sobre Chicote meses después de la transformación del restaurante: "Es una gran persona. Tiene que luchar por lo suyo y hay que hacer lo que digan ellos, pero como persona, tanto Chicote como el resto que trabajan con él, son muy grandes, son unos trabajadores incansables", asegura en unas declaraciones que ha hecho al HuffPost.

 

De los platos que el popular cocinero introdujo en el nuevo menú de El Palomo, Antonio ha contado que finalmente han hecho "una mezcla con lo suyo y lo nuestro", unos cambios que, en su opinión, le han servido para no perder e incluso ganar clientela.

El propietario, que durante la grabación del programa mostraba su tristeza y desesperación ante el futuro de su local, no ha dudado en calificar a Chicote como "un gran profesional", y tampoco se arrepiente de haber acudido a él para salvar su establecimiento. "Estamos contentos con la decisión", ha confesado.

Antonio ha destacado también la empatía que muestra el presentador, más allá de lo que se pueda ver en televisión. "Psicológicamente, tiene una gran cabeza. Tengo 68 años, tengo la experiencia de estar trabajando detrás de una barra y me doy cuenta de cómo trabaja cada uno y a él se le nota. Es muy trabajador y sentimental, siempre está ahí si ve a las personas sufrir", ha dejado claro con estas declaraciones, que contrastan con las muchas críticas que ha recibido el programa de algunos restaurantes por los que han pasado.