| 30 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

El increíble e inesperado descubrimiento de Chanel en Madrid: tiene una "gemela"

La cantante y actriz está viviendo una nube de popularidad y fama en su mejor momento a nivel personal y también profesional. Lo que no se podía esperar, a juzgar por su cara, era esto.

| Sandra Miras Medios

Las carrozas tradicionales del Orgullo LGTBIQ+ de Madrid volvían este año a hacer su recorrido por las principales calles de la capital, dejando momentos únicos y épicos en este 2022. Muchas caras conocidas del panorama musical o de la actuación de España se subieron a una de las tantas carrozas que se prepararon para este día.

En estos carruajes de la visibilidad hubo momentos para todo: para bailar, para beber, para interactuar con los asistentes, para disfrutar, e incluso, para abanicarse mucho, pues las altas temperaturas que se han estado dando durante el fin de semana, como preámbulo a la ola de calor que se avecina, no dieron tregua a las miles de personas que se reunieron en las calles madrileñas para reivindicar la liberta de amar y el derecho a ser respetado, seas quien seas.

 

12 puntos para las Chanel

La eurovisiva Chanel fue una de esas muchas caras conocidas que no quiso perderse el desfile del Orgullo. La representante de España en Eurovisión se convirtió en una auténtica ‘Motomami’ de la que Rosalía estaría orgullosa, para poder disfrutar de este desfile. Ataviada con una gafas extragrandes y el pelo recogido en dos coletas con dos largas trenzas, la cantante y actriz se subió a una de las carrozas para recorrer Madrid.

Fue a su paso por la Cibeles cuando la artista protagonizó un momento único. Entre el público se encontró con una doble muy particular: una ‘Chanel’ muy animada se esmeraba y lo daba todo entre los asistentes para demostrar que se sabía perfectamente la coreografía de SloMo, el tema que representó a España en Turín este año.

 

 

 

Cuando la propia Chanel se dio cuenta de lo que pasaba y vio la actuación improvisada que estaba haciendo, la animó a que traspasase el cordón de seguridad para que deleitara a los presentes con unos movimientos al más puro booty hypnotic. Esto desató la euforia de la cantante ante tal espectáculo.