| 25 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Inés Ballester conmociona a todos contando su pesadilla con el coronavirus

La estrella de Telemadrid ha permanecido 3 semanas ingresada en un hospital pero ya se recupera en su casa.

| ESdiario Medios

El coronavirus no entiende de colectivos. Y el de los profesionales de la comunicación también se ha visto afectado por la pandemia. A veces de la manera más trágica. Hace un par de semanas José María Calleja moría a consecuencia del virus a los 64 años. Un nombre que se sumó a una luctuosa lista en la que también figuran los periodistas de As y RNE Tomás Díaz y José María Candela.

El Covid-19 también llevó el miedo hasta COPE, pocos días después de que Pepe Domingo Castaño se reincorporara a las ondas tras haber vivido un calvario que él achaca -aunque no ha podido confirmarlo con un test- al coronavirus, su compañero de Tiempo de Juego, Manolo Lama, confirmó que tras realizarse una prueba ha dado positivo, por lo que permanece en cuarentena.

 

Otro de los rostros populares que también han caído en las garras del coronavirus es Inés Ballester,  que ha permanecido 3 semanas ingresada en un hospital. Ya está en casa, recuperándose poco a poco, pero confiesa que todavía tiene pesadillas con una enfermedad que para ella, por su experiencia, ha sido peor que el cáncer al que venció hace unos años.

 

"Lo peor de este virus es la soledad"

"Con el cáncer sabes que te puedes morir, pero no sentí dolor ni soledad y sí el calor de los míos y de muchas personas que lo han pasado. Tuve médicos que sabían lo que hacían y eso me daba seguridad y tranquilidad. Lo peor de este virus es la soledad. El cáncer no me cambió la vida. Salí con la misma mala hostia de siempre. Ahora no: ahora estoy muy flojita. Se me pasará, pero esto me ha tocado mucho", cuenta la veterana comunicadora en una entrevista concedida a El País.

 Inés Ballester relata su internamiento en el hospital por el Covid-19 como un conjunto de "momentos muy duros en todos los sentidos. De dolor físico, de soledad, de depresión, de miedo. Un día, me querían poner una máscara que parecía una escafandra y que durmiera boca abajo. Cómo estaría que dije ‘mira, me muero, me da igual’".

 

De hecho, en medio de la "nebulosa" en la que se sentía por culpa del crius,  en alguna ocasión llegó a fantasear con como sería su funeral. "Es un proceso muy jodido de subidas y bajadas. No entendía lo que me pasaba, estaba muy cabreada y a mí me parecían todos muy malos. Y sin nadie que te cogiera la mano", añade la estrella de Telemadrid.