| 30 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Ramón García "se escandaliza" con el atrevimiento seductor de una invitada

El presentador de "En compañía" de la televisión autonómica manchega vivía este miércoles un momento "incómodo" con una de las protagonistas de la tarde, que fue salvado con humor.

| Sandra Miras Medios

En compañía, el programa de entretenimiento de la televisión autonómica manchega está cumpliendo a la perfección su función. Este miércoles, además de regalar "un momento divertido", el espacio que presenta Ramón García obtenía el mejor dato de audiencia desde el pasado 2 de septiembre: 12.3% share, picos del 15.9% y una media de 53.000 espectadores, con el añadido de más de 15.000 espectadores fuera de la región. 

Lo más destacable de esta entrega, sin duda, ha sido una de las invitadas. Juana, de Sonseca (Toledo) y de 87 años estaba esperando impaciente a su cita con José, un hombre de 90 años procedente de Turleque (Toledo). Su nerviosismo era palpable. Pero se pudo notar más cuando el presentador de En compañia se acercó a ella para "arreglarla" un poco. 

 

"Eres una fiera"

Juana esperaba impaciente su turno, mientras que los dos presentadores terminaban de entregar el jamón. Tras esto, Ramón aseguraba que había "quedado con la leona, con la fiera", refiriéndose a la invitada, quien demostró tener un estupendo sentido del humor. "¡Ay, por Dios!", exclama esta al ver cómo se dirige a ella, divertida: "A mi no me importa. Si soy fiera, soy fiera", apunta la mujer de 87 años, "se acabó", concluye. "Eres una fiera", insiste Ramón, mientras Juana intenta hacer un sonido similar al de un león, arrancando así las carcajadas del público. Esta interacción no sería nada más que el principio de un efímero coqueteo entre presentador e invitada. 

Tras este breve intercambio de palabras, y que Patricia Betancort comentase que iba a ver "cómo está el chico", refiriéndose a José, Juana seguía hablando sola a raíz de la breve conversación anterior. Es, en ese momento, cuando Ramón se percata que una tira negra sale de la ropa de la mujer. "¿Te sale un cable por ahí? ¿Qué tienes en el brazo?", indica el presentador. 

La mujer, que piensa que puede ser la tira del sujetador, se pone un poco nerviosa y le da la risa floja, diciendo bajito, sin pensar que lleva micrófono y que, igualmente, todo el mundo la va a escuchar: "Ay, no no, el sostén", mientras da un salto que hace que el propio Ramón dé un respingo. Ante esta reacción, Juana empieza a reírse ante la incrédula mirada del presentador, quien vuelve a sus labores de esconder el cable del micro, mientras ella sigue empeñada en que es el sujetador: "El sostén que se sale". 

 

 

 

"Se ha puesto nerviosa, me dice, ¿qué estás haciendo?", comenta el presentador haciendo que Juana se ría y asienta. "Te estoy poniendo un cable", señala Ramón con voz seductora. Y a ella, que le da más la risa, empieza a empujar al presentador para alejarlo. "Pero no quiero yo interceder este amor con José ahora", "No, claro, hijo", contesta ella, ya más relajada, acomodándose para recibir a su cita.