| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Raphael
Raphael

Raphael se convierte en protagonista de "First Dates" tras una mala experiencia

Uno de los comensales del programa de citas de Cuatro le confesó a Carlos Sobera un asunto relacionado con el cantante que hizo que el presentador se quedara boquiabierto...

| Clara Ballesteros Medios

Los comensales de First Dates cuentan en ocasiones "secretos" que no pasan desapercibidos. Si bien hay algunos solteros que muestran su interés por determinados políticos, hay otros que confiesan el parentesco que guardan con algunos de los rostros más conocidos de nuestro país. Mientras que hace tan solo unos meses llegó al restaurante del amor la prima de Antonio Banderas, en esta ocasión ha sido alguien que ha guardado cierta relación con el cantante Raphael.

 

Pedro, un hombre de 74 años, llegó al programa de citas presentado por Carlos Sobera confesando haber vivido muchas experiencias a lo largo de su vida. Sin embargo, ahora prefiere disfrutar de placeres más tranquilos como el ajedrez o la gimnasia, aunque en su juventud fue un periodista que recorrió medio mundo.

El matrimonio del comensal de "First Dates"

Pedro, divorciado y con dos hijos, llegó a First Dates "con ganas de encontrar a una buena mujer". "Busco una mujer cariñosa, amable y fiel, porque he tenido malas experiencias", comentó, confesando que estuvo casado con la prima de Raphael. "Un buen día desapareció con mi hija y nunca más he sabido de ella ni de mi hija", le contó a Carlos Sobera. Tras ello, Pedro rehízo su vida y se casó con una mujer, con la que estuvo 17 años casado.

Sin embargo, su mala suerte en el amor continuó en First Dates. El programa de Cuatro decidió que tuviera una cita con Li, una exprofesora de danza china, pero la velada de la que disfrutaron no hizo que surgiera el amor. Es por ello que tras la cita ambos decidieron marcharse tal y como habían llegado: solos.