| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ana Milán.
Ana Milán.

Ana Milán descubre en su podcast la "aventura" que la dejó en ropa interior

La actriz sigue derrochando sinceridad allá por donde va, hablando sin tapujos de todo, y lo ha vuelto a hacer en el podcast que comparte con Sebastián Gallego al contar un anécdota.

| Sandra Miras Medios

Los podcast han venido para quedarse y cada vez son más los famosos que se animan a "tener" uno y las emisoras, y plataformas, que se suman contar con un formato como este. La actriz Ana Milán  y Sebastián Gallego son las voces, y caras en su modalidad de live show, de La vida y tal, un podcast donde las anécdotas, las historias de amor y desamor, y todo lo que pueda estar relacionado con la vida, tienen cabida. 

Y, como en este "programita" que emiten en Podimo,  la plataforma de podcast, se puede hablar de todo, la actriz cumple con ese objetivo, haciendo, además, honor a la sinceridad que la caracteriza. "Pero acuérdate cuando me fui a Australia", comienza diciendo la intérprete para introducir, sin duda, una de anécdotas más personales que podría llevar a cualquiera a decir "tierra, trágame". 

 

"En mi cabeza yo hablaba mejor inglés"

Hablando de la vida, de las historias de la gente, a Ana Milán le falta tiempo para introducir una anécdota personal: "Yo el primer mes viví en una residencia de estudiantes, que nunca pensé que podría...", sigue contando la intérprete, para dar paso a algo que, para ella, supuso un martirio: las fiestas. La actriz cuenta que durante su estancia en esa residencia, sus compañeros comenzaron a hacer fiestas justo en la habitación de al lado. Y esto no le hizo nada de gracia. 

 

 

 

"Un día salí to loca", señala, añadiendo que lo hizo en ropa interior porque "allí no me conocía nadie". Milán, ya de pie para acompañar la historia con un poco de interpretación, continúa: "Entonces, abrí la puerta y dije: stop", comentando que "en mi cabeza yo hablaba mejor inglés", mientras que el público presente en el teatro comenzaba a reírse, pues esperaban, por parte de la actriz algo más de "gresca" con los fiesteros.