| 23 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Borja Escalona
Borja Escalona

Borja Escalona sigue en el punto de mira por un "reality" y una deuda

El youtuber continúa generando interés y contenidos en los distintos matinales como "Ya es mediodía", el cual ha contado un hecho pasado que está dando mucho de qué hablar.

| Sandra Miras Medios

Borja Escalona sigue siendo el tema de moda en muchos de los matinales. El último que se ha subido al carro con una nueva "aventura" del youtuber ha sido Ya es mediodía. El programa de Telecinco se ha puesto en contacto con Óscar, quien fuese administrador de la finca en la que vivió durante cuatro años Escalona. 

El espacio que presenta Miquel Valls ha enseñado a la audiencia, a través de Óscar, el infierno que tuvieron que vivir los vecinos de este influencer, que, al parecer, no puso de su parte para que la convivencia en la zona fuese fácil, pues sus "locuras" han dado y siguen dando de qué hablar. 

 

"Se tiraban cohetes a deshoras"

El polémico youtuber empezó a "liarla" antes del vídeo de la empanadilla. Borja Escalona estuvo viviendo en esta casa durante cuatro años, llegando, incluso, a montar su propio reality show. Óscar, el administrador de la finca, ha contado en Ya es mediodía que a la vivienda llegaron todo tipo de moradores y que la mayoría "era gentucilla" con quienes tuvieron "verdaderos problemas"

Este hombre señaló en el espacio de Telecinco que "tuvieron que aguantar mucho los vecinos", pues en ese "reality, se hacían fiestas, se tiraban cohetes a deshoras y conducían por la calle como querían", explicaba el administrador de la finca. Tanto es así que hasta "hubo quejas de vecinas a las que Borja Escalona grababa desde su propio balcón para luego subirlas a redes sociales sin autorización". Pero la cosa no queda ahí, pues el youtuber llegó a conducir "en sentido contrario para evitar toda la vuelta y tuvo muchos problemas con los vecinos", añadía Óscar.

Además de todo esto, el administrar relató que Escalona no pagaba el alquiler, llegando a deber 50.000 euros a la propietaria de la casa, algo que esta mujer ha confirmado al programa de Telecinco: "Tardaron mucho tiempo en echarle. Hacía fiestas y venía la Policía", aseguraba Óscar. La casa, y así lo ha contado Óscar, quedo destrozada y la propietaria tuvo que limpiarla “de arriba abajo” porque la había dejado “muy sucia”.