| 31 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Carlos Herrera
Carlos Herrera

Carlos Herrera se despide en directo de una oyente que estaba a punto de morir

El locutor de COPE ha desgarrado el corazón de sus oyentes con las palabras que ha dedicado a Gema, una de sus fieles seguidoras, postrada en un hospital al borde ya de la muerte.

| Manuel Villa Medios

Radio a flor de piel. Eso tuvo que vivir Carlos Herrera con uno de esos momentos que han hecho del medio un soporte único para las emociones y remite a otros episodios emocionantes en los que locutores tan famosos como el sevillano o Gemma Nierga se han enfrentado a momentos dificilísimos en los que alguien, anónimo para el resto, se jugaba la vida o estaba a punto de despedirse para siempre.

Le ocurrió a Herrera este viernes con Gema. Ese es el nombre de una de sus más fieles oyentes y que tal y como ha enviado su hija; Ana Martín, en un mensaje al locutor de Cope, se encontraba en el hospital “a punto de partir”.  Ana aseguró que le pondría la radio como cada mañana, “por última vez, para que te escuche, y tu voz suene para ella”. Y la voz de Herrera sonó solo para ella.

"Todas mis palabras son para ti"

De hecho, el comunicador así lo afirmó: "Hoy hablo para Gema".  "Verás Gema, nunca ha sido más honrado mi trabajo, ni mi profesión, ni nunca se hace más útil que en situaciones como ésta”, ha asegurado.

“No sé si me estás escuchando, pero si pudieras y esta fuera la última voz que te llevarás en la mañana de hoy, sepas que te la llevas conmovida absolutamente, para ti y para tu familia. Debes saber que las palabras de este humilde locutor, hoy, son todas para ti", ha dicho, con una emoción que traspasaba el micrófono.

 

 

Por ello, muchos de sus seguidores han compartido en las redes sociales el emotivo momento, conmovidos por la crudeza de la realidad y por las propias palabras de Herrera, conmocionado en el estudio de su emisora en Madrid, donde se trasladó desde su ubicación habitual en Sevilla para despedir el año antes del descanso de Navidad.

 

 

La escena remite a otros grandes momentos de la radio reciente en los que la conexión entre el presentador y su oyente alcanza cotas de emotividad difíciles en otros medios. Tal vez la más recordada fue una que ocurrió justo ahora hace dos años en una emisora inglesa, durante un programa presentado por el popular cómico Iaian Lee.

Un locutor inglés salvó una vida en directo. Y Gemma Nierga se enfrentó a otra llamada espeluznante en 1994

Al frente del espacio  Late Night Alternative en la emisora talkRADIO  recibió una espeluznante llamada de un oyente que se presentó con su nombre de pila, Chris, sin más detalles, para hacerle una tétrica comunicación: "Quiero morir", le dijo tras confesarle que había ingerido un bote de pastillas.  

Con tranquilidad y mucha humanidad, Lee mantuvo una larga conversación con él, para que no se durmiera, sonsacándole poco a poco información y detalles de su paradero al objeto de poder enviarle ayuda médica. 

 

 

"¡Cállate, hombre! Sé que quieres morir, hermano, pero te quiero y podemos hablar de eso mañana. Te prometo que sea lo que sea que ha sucedido, se puede solucionar. Puede que no sea fácil, pero es mejor que hacer esto", le espetó entre otras frases durante una charla de 27 minutos que sirvió para identificar su domicilio y, finalmente, salvarle la vida.

El caso de Gemma Nierga

Muy sonado fue un caso parecido vivido por Gemma Nierga en la madrugada del 27 de diciembre de 1994, cuando presentaba el célebre "Hablar por hablar" en la Cadena Ser, un espacio íntimo en el que los oyentes de toda España llamaban para contar sus historias, a menudo tristes y siempre evocadoras.

Aquel día alguien que se identificó como "Pedro de Cartagena" llamó para anunciar también su estado de depresión, sus ganas de acabar con su vida, mientras la locutora hacía un gran esfuerzo por evitarlo y saber más de su localización, con la misma idea que el comunicador británico. La conversación, recordada en el blog más reputado sobre el mundo de la radio, dirigido por Pacman, aún sobrecoge

 

 

Nunca se supo cómo acabó. Alguien que dijo ser compañero de piso del oyente, comunicó al día siguiente que su amigo se había suicidado pese al esfuerzo de Nierga. Pero lo cierto es que jamás se pudo confirmar y aquel capítulo es una de las incógnitas más recurrentes de la historia de esa otra radio, sin grandes personajes pero con historias únicas, que ha hecho grande al medio.