| 25 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Carlota Corredera y Belén Esteban (Mediaset)
Carlota Corredera y Belén Esteban (Mediaset)

La “Operación Deluxe” se extiende y pone en jaque el futuro de Telecinco

La Policía investiga una trama que investigaba desde situaciones legales de famosos hasta informes médicos para después sacar provecho con horas de televisión

| ESdiario Medios

La lista de famosos presuntamente espiados por el entorno del famoso programa de corazón “Sálvame”, emitido en Telecinco, se va expandiendo. Según publica el diario “El Mundo”, más de 140 personalidades habrían sido espiadas para obtener material con el que rellenar el programa de televisión. 

Entre esos famosos, destacan Isabel Pantoja, Kiko Rivera, Belén Esteban (colaboradora del propio programa), Gema Serrano, Kiko Matamoros, Di Stéfano, Alex Casademunt, Omar Montes, Aida Nízar o Yvonne Reyes, entre otros. Todos ellos habrían sido espiados por el policía Ángel Jesús Fernández Hita a petición, presuntamente, del paparazzi Gustavo González, colaborador del programa y en connivencia con la dirección del espacio televisivo. 

La ya conocida como “Operación Deluxe” o también “Operación Luna”, implicaría al propio Gustavo González, al policía de su entorno, al exdirector del formato, David Valldeperas, a siete personas más del equipo del programa y a la productora, “La fábrica de la tele” como persona jurídica. Todos ellos, según el diario, figuran en el informe policial como investigadas por delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Según dicho informe, se encontraron informaciones “muy sensibles de diversas personalidades” en una operación que se ha saldado con detenciones y registros domiciliarios, entre ellos la casa de Gustavo González, quien estaría en el ojo del huracán por mantener conversaciones telefónicas confirmando que guardaba “documentos reservados que le facilitaba el policía a petición suya y la dirección del programa”. 

También había documentación reservada en los cajones de la redacción de Sálvame. Información confidencial que iría, presuntamente, desde antecedentes policiales facilitados por el agente involucrado hasta denuncias, pasando por fichas de DNI y matrículas de vehículos de los famosos. 

La trama se ejecutaba de la siguiente forma: "Cuando querían información de una persona, sobre todo cuando estaba de actualidad por algún motivo, contactaban con el policía y le pedían que les mirase todo lo que pudiera haber en las bases de datos policiales, como denuncias, detenciones con su reseña, datos de identidad y domicilios…”.

Pero eso no sería todo. Dentro del material que se habría incautado estarían informes médicos de celebridades, así como "vídeos sexuales de famosos, delitos de lesiones e información relativa a menores”.