| 14 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Iván Redondo, en el medio, camina por La Moncloa.
Iván Redondo, en el medio, camina por La Moncloa.

Palomo desvela la próxima jugada que trama Iván Redondo tras los indultos

El biógrafo no oficial del jefe de Gabinete de Sánchez anticipa los próximos pasos del gurú monclovita y el presidente. "Creen que tienen la misión histórica de inventar un 'nuevo país'".

| L. Moro Medios

“Estas situaciones límite y extremas, que él mismo provoca, son las que me le gustan a Iván Redondo”, afirma el periodista Graciano Palomo, autor de Iván Redondo. El manipulador de emociones (La Esfera de los Libros, 2021), el libro político que encabeza los rankings de obras más vendidas en España e Iberoamérica.

El ensayo crítico, a modo de biografía, desvela los puntos más oscuros del todopoderoso jefe de la “fontanería presidencial”, el publicista a quien Sánchez ha entregado el Estado. Y por lo que parece no ha sido del agrado del “spin doctor”. De hecho Palomo asegura que Redondo ha contraprogramado su libro con otro más benévolo hacia su persona y que él mismo presiona a destacados columnistas para que coadyuven en dicho empeño.

Lo cierto es que ahora mismo el Gobierno y su presidente se encuentran inmersos en serios problemas tras la decisión de indultar a los golpistas del “procés”.

- ¿Cómo ve usted, que conoce al personaje, las salidas que tomará Redondo para superar una crisis de consecuencias incalculables para España?

- Tanto Sánchez como Redondo se consideran así mismos como poco menos que enviados de Dios a la tierra. Disfrutan cuarteando, autoconvencidos que tienen la misión histórica de inventar un “nuevo país”, ir al cambio de régimen, establecer un nuevo orden. Todo en plan adanista. Piensan que todo lo que se ha hecho en España desde la restauración democrática es pura filfa; ahí están ellos para marcar el rumbo a la Historia…

- ¿Qué salidas les quedan si como apuntan todas las encuestas han perdido el favor de la calle?

- Redondo intenta destruir a la oposición, fundamentalmente a Pablo Casado y el PP -partido del que por cierto se llevó una morterada de euros-, engañar a Europa a través de la gran prensa (se está viendo), envolverá de nuevo a Sánchez en la bandera nacional; presiona a los grandes colectivos -desde el empresariado a la Iglesia- para que les den apoyo, mandarán al gulag a los críticos bajo las acusaciones típicas (fachas, resentidos, etc…), aumentará el control de los grandes medios públicos y privados e intentan que los agraciados por el indulto tengan algún gesto que poder exhibir en aras a una decisión histórica ante sus votantes.

Paralelamente, tiene una agenda para continuar excitando las bajas pasiones de la extrema izquierda: otra vez el Valle de los Caídos y remover las cenizas de una Guerra Civil que todo el mundo creía olvidada tras el milagro de la Transición que Sánchez&Redondo han volado. El tándem se mueve bien en los extremismos.

Redondo le ha dicho a Sánchez que en dos años puede ganar las elecciones. ¡Ya veremos!

Justamente los que más hablan de concordia, diálogo, hermandad, ósculos de paz… Ya no se lo cree nadie… Redondo bebió en las fuentes primigenias de los “spin doctors” USA, Karl Rove, Roger Stone en los que la premisa básica es la destrucción del adversario. Ya lo hizo en Extremadura cuando trabajaba para el PP de Monago. En estos empeños, el control de los medios de comunicación juega un papel imprescindible.

Iván Redondo le ha dicho a su cliente que, pese a las actuales encuestas, será posible en dos años revertir la situación y ganar las elecciones. Este, Sánchez, se lo ha creído… ¡Ya veremos! En dos años pueden pasar muchas cosas, sobre todo, si se utiliza el poder de forma tan espuria y sin cortarse un pelo.

- El Tribunal Supremo ha quedado completamente desautorizado…

- Obviamente. En ese “nuevo país” que preconiza Redondo&Sánchez sobra todo lo que se le puede oponer. El poder judicial es un estorbo, al igual que los distintos controles. Ahí están las declaraciones de un ministro (en alusión a José Luis Ábalos) diciendo que presionaran al Tribunal de Cuentas para indultar un delito claro de corrupción por parte de los golpistas. La reacción de los juzgadores no es otra que el silencio. Poco pueden hacer porque Europa también la controla políticamente el Gobierno que trabaja a favor de los indultados nada arrepentidos.

- Algunos medios han escrito que las represalias de Redondo contra usted están servidas…

- Es posible. Yo, desde luego, ya noto su aliento en mi cogote profesional. Ya intentó por todos los medios que el libro no viera la luz. Lógico, que todo el mundo sepa que cobró tan cantidad de euros de las arcas de Luis Bárcenas…  Algunos medios “on line” de éxito han optado por alinearse claramente con el poder ivanesco. Ellos sabrán.

No me voy a meter debajo de la mesa ante un publicista por mucho poder que tenga

En lo personal, Redondo ya me liquidó en RTVE, junto con casi 200 profesionales que agrupaban más audiencia que los míseros dígitos de la actual RTVE sanchista; él que encontró cobijo en las teles de centro derecha o la derecha radical. Así se escribe la Historia. Lo personal no me importa. Que haga lo que estime oportuno. No me voy a meter debajo de la mesa ante un publicista por mucho poder que tenga.

Lo que realmente me preocupa es la situación de España: desgarrada, enfrentada, con el derrumbe del milagro histórico de la Transición… ¡Estos tipos se creen que son de verdad!

- En Madrid sufrió un severo correctivo…

- Es su primera gran derrota, junto con la de Monago (2015) en Extremadura. Miguel Ángel Rodríguez le dio una buena cura de humildad e Isabel Díaz Ayuso otra a Sánchez de grandes proporciones. Y eso que utilizaron todo tipo de actividades obscenas contra ella.

Redondo juega constantemente a la ruleta rusa, envuelto en su “genialidad” y en una de esas le volarán la cabeza, no sin antes haber dejado el país como un erial. Será muy interesante ver cómo se sustancia su pulso con Carmen Calvo, con Lastra, con Ábalos

Sánchez siempre le dará la razón: es un auténtico chollo para él. Dejará el PSOE como el PP en Extremadura, hecho unos zorros. Pero les trae al pairo, al uno y al otro. Ellos van a lo suyos, el poder, el poder y el poder. Arramplando con todo lo que se interponga en su objetivo.

- ¿Por qué Moragas le frenó en seco cuando Redondo quiso trabajar con Rajoy?

- Pues porque no les gustaba su “modus operandi”. Su idea ultra de plantear una campaña electoral. Eran tiempos de centro-derecha templado, moderado. Iván necesita “radicalidad”, tensar las cuerdas, pero eso sí, pregonando “concordia”, diálogo, buen rollo. En este sentido, es un consultor político a la “mexicana”.