| 04 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Tudor revive su colaboración con la Marina Francesa con el Pelagos FXD

Desarrollado en colaboración con la unidad especializada de nadadores de combate y con especificaciones militares, este elegante reloj está orientado a la navegación submarina profesional.

| ESdiario Moda/Tendencias

Un buen reloj de buceo debe estar en la colección de todo gentleman. Desde los años 50 y desde la creación por parte de Tudor de uno de los primeros relojes de buceo profesionales modernos hasta los años 80, la marca ha sido un proveedor habitual de la Marina Nacional francesa. Con el modelo Pelagos FXD, donde las letras hacen referencia a las barras de correa fijas extra robustas de la caja, la marca revive esta histórica colaboración. Hablamos de un reloj técnico que responde a un excepcional repertorio de especificaciones y que ha sido desarrollado en colaboración con los nadadores de combate de la Marina, el prestigioso Commando Hubert.

El nuevo Tudor Pelagos incluye muchas características funcionales que son nuevas para TUDOR, como sus barras de correa fijas que están mecanizadas en el cuerpo principal de la caja de titanio de 42 mm para una mayor robustez y fiabilidad. Con forma de prolongación de las asas, son la clave de la silueta característica del modelo.

Otra característica específica de este modelo es el bisel giratorio de 120 grados. Bidireccional con graduación regresiva de 60 a 0, no corresponde a la norma ISO 6425:2018 de los relojes de buceo, sino que cumple con las necesidades específicas del método conocido como «navegación subacuática», una de las especialidades de los nadadores de combate que consiste en llegar a un lugar preciso por mar, sin salir a la superficie, realizando una navegación submarina meticulosamente planificada.

De un precioso azul marino el Pelagos FXD tiene los característicos marcadores de hora cuadrados y agujas angulares, conocidos como «Snowflake», introducidos por la marca en 1969 para aumentar la intensidad de la luminiscencia de sus relojes en condiciones de poca luz. También cuenta con un bisel giratorio con un disco de cerámica arenada con material luminiscente. Su caja de titanio de 42 mm es resistente al agua hasta 200 metros y está totalmente satinada para producir un efecto mate que limita los reflejos de la luz.

Históricamente, la Marina francesa hacía entregar los relojes sin brazalete y luego, los equipaba con sus propias correas, hechas a mano o de otro modo. Hay dos tipos de correas que parecen haberse utilizado de manera especial a lo largo de los años: correas negras hechas de una sola pieza de nailon trenzado, y, con menos frecuencia, correas hechas a mano con elástico de paracaídas, que podían reconocerse por su color verde y su hilo central amarillo o rojo. A estas últimas, reliquias ultra funcionales indisolublemente ligadas a los buzos militares franceses, rinde homenaje la correa de tela del Pelagos FXD

Para resaltar el carácter oficial del reloj, su fondo lleva el logotipo de la Marine nationale (Marina Nacional Francesa) compuesto por un ancla coronada por un gorro de marinero, así como un grabado de inspiración histórica de «M.N.21» que significa «Marine nationale 2021».