| 05 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Navidad: una decoración diferente es posible

Falta muy poco para Navidad y es momento de decorar nuestro hogar, de ultimar los detalles y decidir cómo vamos a presentar nuestra mesa en estas celebraciones tan señaladas

| ESdiario Moda/Tendencias

Falta menos de un mes para Navidad y es momento de decorar nuestro hogar, de ultimar los detalles y decidir cómo vamos a presentar nuestra mesa en estas celebraciones tan señaladas. Tradicionalmente hemos recurrido al abeto, al espumillón o a las flores de pascua, no es necesario renunciar a esto, pero es cierto que una decoración diferente es posible y que, en concreto, las tres siguientes opciones marcan tendencia en 2016.

El oro es un color muy recurrente para estas fechas pero, en esta ocasión, la tendencia es más hacia el monocolor, es decir, basándonos en una inspiración oriental, podemos utilizar pequeñas mesas tintadas en esta tonalidad, así como la vajilla, la cubertería, los accesorios para presentar la comida y para servir o los asientos, que pueden combinarse con cristalería transparente, que incluso puede incorporar también detalles dorados.

 

Los que prefieran los tonos más fríos y suaves pueden apostar por la segunda tendencia, que se centra en la plata vieja para las cuberterías, combinada con mármol y blancos para la vajilla y las mesas. En este caso, la tendencia en cristalería es el color: azules o naranjas son perfectos.

 

Por último, en occidente cada vez está más presente la cultura oriental que hace del rojo el color de la prosperidad y la buena suerte. Por ello, si queremos empezar el año con esta tonalidad podemos apostar por combinarla con el negro y presentar nuestra mesa con toques asiáticos y decorarla con flores y taburetes. Estás a tiempo de elegir con qué opción te quedas. Sea cuál sea, recuerda que si quieres ser trendy’ tu mesa no puede quedarse sin flores y velas.