| 28 de Noviembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La periodista Jackie Bouvier y John F. Kennedy se casaron en 1953.
La periodista Jackie Bouvier y John F. Kennedy se casaron en 1953.

El vestido de novia de Jackie Kennedy cumple 63 años como icono de estilo

El enlace causó sensación en la glamurosa sociedad norteamericana de la época donde su elegancia se comparó con la de una estrella de Hollywood o la de una auténtica princesa europea.

| Alejandra Temprano Moda/Tendencias

La mañana del 12 de septiembre de 1953 y ante más de 750 invitados se produjo uno de los eventos sociales que marcaron un antes y un después en las tendencias nupciales de la sociedad norteamericana: la boda de Jackie y John F. Kennedy. Uno de esos enlaces icónicos que pasaron a la historia por algunas curiosidades que recordamos en el 63 aniversario de su celebración. 

El vestido de novia de la periodista Jacqueline Bouvier, a la que hoy conocemos con su nombre de casada Jackie Kennedy Onassis, ha sido sin duda uno de los diseños más copiados desde entonces por las novias que se entregan un estilo clásico y refinado. Ideado por la diseñadora Ann Lowe, tardaron más de dos meses en confeccionarlo y necesitaron 50 kilos de seda de marfil.  

El resultado fue un vestido con escote barco, cuerpo ajustado y drapeado oblicuo que reforzaba la línea de unos hombros finísimos. La falda: de princesa, con tejido plisado y rosetones bordados a mano. 

Como complementos, Jackie recurrió al clásico velo y a las joyas familiares donde destacó el mítico collar de perlas heredado de su familia y un brazalete regalo del joven novio. Unos recordados guantes blancos cortos y un elegante ramo estilo bouquet con orquídeas, gardenias y rosas blancas completaron el conjunto. 

El vestido se conserva a día de hoy en la Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy situado en Boston, Estados Unidos, hasta donde acuden en peregrinación muchos incondicionales tanto de la pareja como de las políticas del joven presidente asesinado por varios disparos durante un paseo en coche por Dallas, Texas, en 1963.

El anillo de pedida fue adquirido en Van Cleef & Arpels y tenía un diamante de 2.88 quilates montado al lado de una esmeralda de 2.84 quilates y baguettes cónicos. En 1962, Jackie le añadió al anillo varios diamantes redondos y de talla marquesa.

La ceremonia se celebró en la iglesia de St. Mary en Newport, Rhode Island, y la recepción, a la que fueron convidadas más de 1.200 personas, se organizó en la mansión familiar de la novia. 

Allí, acompañada por sus 10 damas de honor que también lucieron diseños de Ann Lowe, lanzó desde lo alto de la escalera el ramo de novia dejando para el recuerdo una de las estampas más recordadas del evento. 

 

La Primera Dama más joven de los Estados Unidos se convirtió en un símbolo de la nueva feminidad de la mujer norteamericana y contagió su estilo a toda una generación entre los años sesenta y setenta.