| 07 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Tudor Ranger 2022
Tudor Ranger 2022

Tudor Ranger 2022, 70 años de una aventura clásica

La firma suiza celebra los 70 años de la expedición a Greenland de 30 científicos para poner a prueba una de sus piezas más elegantes y versátiles, el Ranger, con una nueva edición de 39mm.

| Gonzalo de la Pedraja Moda/Tendencias

El fabricante suizo Tudor, perteneciente a la prestigiosa familia Rolex, ha presentado un reloj que nos llama la atención por su elegancia, su movimiento manufactura, su simbología y su contenido precio. Encontrar una pieza de esta calidad y representatividad por menos de tres mil euros es tarea harto difícil en el actual mundo de la relojería, y a buen seguro que se convierte en una pieza icónica.

Con un aspecto muy vintage, el nuevo Tudor Ranger 2022 recurre a una preciosa caja de acero en 39mm, el nuevo tamaño de moda que permite ser lucido tanto por hombres como por mujeres, y su dial negro contrasta con unos preciosos índices en crema que a las 3, 6, 9 y 12 reserva espacio para los números. 

Su calibre MT5402 es una manufactura propia de Tudor que aprovecha todo el saber hacer de Rolex, su casa madre, para ofrecer un movimiento de máxima precisión y con 70 horas de reserva de marcha. Es esa pertenencia al gigante suizo de la relojería lo que le permite ofrecer tanta calidad a un precio que sorprende, desde 2.590 euros en nuestro mercado según el modelo seleccionado.

Y es que para el armis se puede elegir entre una correa de acero de corte clásico (2.880 euros), una mezcla de caucho y cuero en el mismo negro que su esfera, o una muy versátil cinta NATO en verde con línea amarilla y roja que en España tiene una marcada imagen patriótica y que son las más económicas.

Este reloj rememora la expedición al norte de Greenland que un grupo de 30 científicos, auspiciados por la reina Isabel II y Winston Churchill realizó en 1952 para poner a prueba el modelo que Hans Wilsdorf, fundador de Rolex y Tudor en 1929, había lanzado 30 años atrás, en 1932.