| 31 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Stellantis y Qinomic reconvierten vehículos de combustión a eléctricos

El grupo automovilístico ha firmado un acuerdo con Qinomic para desarrollar un proceso de transformación de vehículos comerciales ligeros con motor de combustión interna a eléctricos.

| Carlos Alarcón Motor

Stellantis sigue en su línea estratégica de potenciar la electrificación en su negocio, y así alcanzar los objetivos Dare Forward 2030 que la compañía lleva tiempo persiguiendo. Por ello, la compañía presta especial atención a la actual transformación de los vehículos con motor de combustión interna a vehículos eléctricos, para acelerar su objetivo en electrificación. 

La compañía ha alcanzado un acuerdo con Qinomic, una empresa especializada en soluciones sostenibles de movilidad, con el objetivo de extender la vida útil de los vehículos comerciales con una opción "asequible" para que puedan continuar con su actividad y seguir accediendo a las zonas de bajas emisiones de las ciudades.

En ese sentido, en la reconversión del vehículo se garantizarán tanto la calidad y las especificaciones del fabricante original, como la seguridad, la durabilidad y la homologación.

Según las previsiones de Stellantis, el desarrollo conjunto de esta solución para modernizar los vehículos comerciales ligeros finalizará en 2023 y la implementación y comercialización de la misma se espera que tenga lugar en Francia a partir de 2024.

"Esta innovación brinda a nuestros clientes profesionales la opción de convertir sus furgonetas actuales en eléctricas, extender la vida útil de su vehículo y cumplir con los requisitos legislativos y de movilidad", ha resaltado la vicepresidenta del área de Negocios de Economía Circular de Stellantis, Alison Jones.

Stellantis ha señalado que, según un informe, el número de zonas de bajas emisiones en Europa ha aumentado un 40% en los últimos tres años y seguirá creciendo debido a la aplicación de las normas aprobadas por la Unión Europea. Por ello, a partir del año que viene todos los núcleos urbanos con más de 50.000 habitantes en Europa deberán tener una zona de bajas emisiones.

"Es un paso importante en el desarrollo de Qinomic. Nos permitirá finalizar e implementar algunas de las soluciones técnicas innovadoras que estamos desarrollando para la industria", ha destacado, por su parte, el cofundador y consejero delegado de Qinomic, Frédéric Strady.