| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Todos los coches nuevos de la UE llevarán caja negra y limitador de velocidad

A partir de ahora, todos los nuevos modelos de coches que salgan al mercado en la Unión Europea estarán obligados a incorporar una "caja negra" que registre lo sucedido en caso de accidente.

| Motor Lobby Motor

Así lo exige el nuevo reglamento comunitario de seguridad para los vehículos, que empieza a aplicarse hoy con el fin de reducir en 25.000 personas la cifra de fallecidos y en 140.000 los heridos graves en accidentes de tráfico para 2038.

"Los nuevos elementos de seguridad avanzados y obligatorios ayudarán a reducir el número de víctimas. También nos aseguramos de que nuestras reglas nos permiten introducir de forma segura los vehículos autónomos y sin conductor en la UE", dijo en un comunicado la vicepresidenta de la Comisión responsable de Digital, Margrethe Vestager.

Entre las principales novedades, los nuevos coches tendrán que incorporar una "caja negra" que, a semejanza de los aviones, registrará ciertos datos en los segundos previos a un accidente, como la velocidad, si el conductor frenó o si hubo algún problema técnico.

La medida había generado dudas sobre la protección de los datos, pero se ha regulado de modo que se limitará la información que recopilan y esta solo podrá usarse en el marco de la investigación de accidentes y no para identificar al propietario.

Por su parte, el limitador de velocidad avisará al conductor cuando sobrepase el límite permitido, con un pitido o vibración y haciendo más difícil apretar el acelerador, pero no frenará por sí mismo el coche. Junto a estos dos sistemas, todos los coches, furgonetas, camiones y autobuses tendrán que incorporar detección en la marcha atrás mediante sensores, alertas en caso de distracción y señal de parada de emergencia.

Además, para coches y furgonetas serán también obligatorios los sistemas para mantenerse en el carril y de frenado automático cuando se detecte un obstáculo, mientras que camiones y autobuses deberán incorporar tecnología para evitar ángulos muertos, alertas para prevenir colisiones con peatones y ciclistas; y sistemas de medición de la presión de los neumáticos.

Para el Consejo Europeo de Seguridad en el Transporte, estas suponen "un enorme paso adelante para la seguridad de los vehículos en Europa que llevará a salvar miles de vidas" y "una gran victoria para la seguridad vial, a pesar de que hay un par de goles en propia puerta", según dijo su director general, Antonio Avenoso.

Reglas para los vehículos sin conductor

En el caso de los coches automatizados que sustituyen al conductor en autovía (los llamados de nivel 3), la UE adoptará las normas acordadas en Naciones Unidas, que ya autorizan el modo sin conductor en autovía hasta 60 kilómetros por hora, y las ampliará para permitirlo hasta los 130 km/h a partir de 2023, explicaron fuentes de la Comisión Europea.

Para los vehículos totalmente automatizados (nivel 4), que ni siquiera tienen asiento para el conductor, la Comisión publicará reglas técnicas que permitirán introducirlos en las carreteras y ciudades de la UE.

En un principio, los vehículos aprobados se limitarán a unas 1.500 unidades por modelo y año, aunque estos umbrales irán aumentando. En todo caso, los vehículos totalmente automatizados solo se comercializarán una vez que se haya evaluado su seguridad.