| 11 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Volkswagen confirma la salida a Bolsa de Porsche

Los planes de Porsche siguen su curso y podría empezar a negociar en el parqué en el último trimestre de este año. La filial saldrá a bolsa mediante una Oferta Pública de Venta (IPO).

| Carlos Alarcón Motor

Así lo ha explicado, en la presentación de los resultados anuales del consorcio, el director financiero de la empresa, Arno Antlitz, que ha calificado como "beneficioso" para el grupo alemán la salida a Bolsa de Porsche, pese a la actual situación en términos económicos y geopolíticos.

"Las cosas están progresando según el plan. La posible recaudación nos daría más flexibilidad para seguir acelerando la transformación", aseguró el director financiero de la compañía.

Volkswagen está considerando ofrecer más del 5% de las acciones preferentes de Porsche a los inversores de referencia. El Estado alemán de Baja Sajonia, accionista de Volkswagen, y la familia Porsche-Piech, que ejerce el control de la firma, están buscando una valoración no inferior a los 60.000 millones de euros.

En el caso de que saliera adelante, se prevé dividir el capital social de Porsche en un 50% de acciones preferentes y un 50% de acciones ordinarias y colocar hasta un 25% de las acciones preferentes en el mercado como parte de una posible oferta pública inicial (OPV).

Porsche Automobil Holding, accionista mayoritario de Volkswagen, adquiriría el 25% más una acción ordinaria de Porsche al grupo Volkswagen al precio de colocación de las acciones preferentes más una prima del 7,5%. 

Volkswagen seguiría teniendo una participación mayoritaria e incluiría a Porsche en sus estados financieros por consolidación total. Igualmente, la cooperación industrial entre Volkswagen y Porsche continuaría después de la salida a Bolsa.

En caso de que tenga éxito, Volkswagen propondría a los accionistas distribuir un dividendo especial por valor del 49% de los ingresos brutos totales de la colocación de las acciones preferentes y la venta de las acciones ordinarias.