| 12 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Hyundai Kona 2022
Hyundai Kona 2022

Hyundai Kona híbrido, el arte de la prudencia

El Kona GDi 1.6 HEV (que significa híbrido) podría ser el mejor de los híbridos entre pequeños y medianos. Nos ponemos al volante para comprobarlo y no podemos quedar más sorprendidos.

| Motor Lobby Motor

Baltasar Gracián filosofaba así en El arte de la prudencia (1.647) sobre la relación entre genialidad y esfuerzo: “Más consigue un talento mediano con dedicada aplicación que un genio sin ella. La reputación se compra a precio de trabajo y se valora por él”. El Kona GDi 1.6 HEV (que significa híbrido) podría ser el mejor de los híbridos entre pequeños y medianos, y para dar fe de ello Rafa Cerro se pone al volante y nos cuenta sus impresiones.

Soy el Hyundai Kona híbrido de 141 CV y me he lavado la cara para seguir siendo atractivo en 2022. Pasé por el cirujano plástico para salir a la calle con nuevos faros, un frontal completamente innovador y un aire muy fresco. Nadie entiende que solo mida dos centímetros más que mi hermano el Bayon, pero no me hacía falta más longitud: Gracián dijo también que “Muchos no son excelentes en un puesto mediano porque se lo impide la desesperación que tienen por llegar a un cargo más alto, donde no pasarán de ser mediocres”. Te desafío a encontrar un híbrido con mejor relación precio/calidad que yo. No soy el más llamativo de la clase, pero puedo ser el más eficaz.

La pantalla táctil que domina mi salpicadero es generosa: 10,25 pulgadas. El sistema, compatible con Apple Car Play y con Android Auto, ofrece al instante información sobre plazas de aparcamiento libres. Y sobre todo, permite rastrear el coche estacionado con el teléfono al regresar a él. Por cierto… y hablando sobre información: cuando opero en modo de cambio semiautomático, el número de la marcha engranada debería ser más grande y visible. Y la forma de interrumpir mi guiado en el navegador tendría que ser más sencilla, sin tantas órdenes encadenadas. Pero, tras esta declaración de humildad, pocas más pegas hallarás en marcha durante mi uso.

Ahora viene lo mejor: una lucecita verde en el salpicadero te permitirá comprobar que soy uno de los híbridos que más tiempo funcionan en modo solamente eléctrico. No solo justifico la etiqueta ECO, sino que puedo homologar un consumo medio inferior a 5 litros según las normas WLTP. Con una buena respuesta a bajas y medias vueltas, porque mis 141 CV son muy razonables para mover mis 1.450 kilos.

Presento únicamente dos modos electrónicos de conducción con distinto ADN. El modo Sport solamente aporta un poco más de alegría en la respuesta al acelerador, así que yo mismo te recomiendo el Eco, porque supongo que lo que importa a nuestra edad es el consumo. Y porque en esta posición te permito regular la frenada regenerativa con las levas del volante, que entonces ya no servirán para cambiar de marcha. Debemos aumentar la distancia de seguridad para intentar siempre no frenar, sino reducir.

Así: accionamos la leva izquierda (-), como si bajáramos de marcha, para acumular energía que podremos utilizar después. Al arrancar desde un semáforo, pulsamos la leva derecha (+) para acelerar más libremente. Conducción ecológica activa y puro arte de prudencia. Si lo haces bien, en ciudad consumirás no mucho más de 4,5 litros, todo un argumento de ventas. Pero debes esmerarte. De poco sirve convencer a la población para que compre coches verdes si luego no aprende a conducirlos. Eso, por no hablar de quienes dejan el motor en marcha durante los diez minutos que pasan en el kiosco…

Mi maletero es de 374 litros de capacidad, un cubicaje a la altura de la mayoría de los de la competencia. Mi habitabilidad, excelente salvo para pasajeros traseros de más de 1,85 metros de estatura: buen espacio ahí atrás para las rodillas de tres ocupantes. Mi asistente activo de mantenimiento de carril es eficaz y modifica la dirección. También de serie, frenada automática de emergencia que detecta tanto peatones como ciclistas. Mejores suspensiones y dirección más afinada electrónicamente.

En resumen, soy mejor que mi antecesor. Como dice ahora casi todo el mundo, he hecho los deberes. Otro sabio inolvidable, el padre Feijóo, dijo que “siempre la moda estuvo de moda”, y a fe que el Kona está en plena.