| 30 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

España y la electrificación, una tarea pendiente

Según un reciente estudio, somos el noveno país más preparado para afrontar la llegada masiva del vehículo eléctrico. China marca el paso aglutinando el 60% de las factorías de baterías.

| Motor Lobby Motor

España se ha posicionado novena en el 'top 10' mundial de países más preparados para el vehículo eléctrico, según un estudio de la consultora EY, que tiene en cuenta la capacidad de suministro, la demanda y la regulación de movilidad eléctrica China lidera la clasificación, ya que cuenta con 122 de las 200 gigafactorías de litio del mundo.

Además de la creciente demanda y la infraestructura de carga operativa, el 51% de los consumidores chinos encuestados espera que su próximo vehículo sea eléctrico. En segundo lugar se situó Noruega, debido a una fuerte regulación en forma de beneficios fiscales, así como a la introducción de carriles para vehículos eléctricos y plazas de aparcamiento, lo que ha dado lugar a que los modelos eléctricos representen más del 70% de todas las matriculaciones en 2021.

Suecia, tercera en el ranking, cuenta con un "sólido ecosistema enérgetico", junto con la alta aceptación por parte de los consumidores y su capacidad de fabricación, ya que se espera que el 41% de todos los coches producidos en Suecia sea eléctrico entre 2022 y 2026.

Cierra el ranking India, que se enfrenta a algunos problemas similares a los de Canadá, con la infraestructura de recarga y el precio de los coches eléctricos como principales obstáculos.

En regulación mejor aún 

Por otro lado, en el apartado de regulación, España se colocó en la cuarta posición, gracias a las ayudas del Plan Moves III, la inversión del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC) y los incentivos para su uso como descuentos en peajes, aparcamiento gratuito y carriles de tráfico reservados a este tipo de coches.

En los apartados de Suministro y Demanda, España se situó en la undécima posición en una clasificación que lideraron China y Noruega, respectivamente.

Una realidad distinta

Sin embargo,  según el barómetro de electromovilidad de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), nuestro país avanza lentamente en materia de electromovilidad para la consecución de los objetivos fijados para 2022 en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec).

España se mantiene a la cola de los países europeos en el indicador global de electromovilidad, tras crecer 0,9 puntos en el segundo trimestre de 2022, hasta los 14,2 puntos de 100, lejos del crecimiento del conjunto de los países europeos, que crecen 1,1 puntos de media y cierran el trimestre con una valoración de 29,1 puntos, casi 15 puntos de diferencia con España.

y es que apenas hemos llegado al 30% del objetivo de matriculaciones electrificadas, fijado en 120.000, y tenemos una red de recarga insuficiente, con un tercio de los cargadores previstos y más del 80% de ella de carga lenta. Se contabilizan nos 15.000 de acceso público.