| 19 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Nissan Z
Nissan Z

Nissan Z, un deportivo a la vieja usanza que no vendrá a Europa

La marca japonesa ha presentado una reedición de su coupé de altas prestaciones que recurre a la configuración clásica para emocionar con su conducción. 400CV, manual y tracción trasera.

| Motor Lobby Motor

Hace 52 años que Nissan presentó un modelo de esos que con los años se ha convertido en legendario, el 240Z, el primero de una saga de deportivos que ha cautivado a conductores de todo el planeta. Pronto, en 2023, tendrá una nueva iteración que promete una conducción llena de sensaciones gracias a su configuración clásica en un mercado que parece centrado exclusivamente en lo eléctrico. Motor V6 biturbo, 400CV, cambio manual y tracción trasera harán las delicias de los conductores más nostálgicos a imagen y semejanza de lo que ofrece el Ford Mustang Mach1 que acabamos de probar.

Combinando modernidad y tradición la pero noticia para los que amamos la automoción es que Nissan ha decidido  que este coche no llegará a Europa por el momento, ya que la marca considera que no sería rentable aquí. Estados Unidos y Japón serán sus mercados principales. Los responsables de marketing del Viejo Continente deben unirse y hacer fuerza para que los clientes de este mercado puedan disfrutar de un modelo que elevaría enormemente la imagen de marca y ofrecerá un placer de conducción impensable para un modelo a pilas.

Sobre la base del Nissan 370Z, el alma del nuevo Z será su motor V6 biturbo de 400CV y 475Nm de par asociado a una caja de cambio manual de 6 relaciones (habrá en opción una automática de 9) que se encargarán de transmitir todo su carácter al eje trasero. Con ese arsenal se espera un 0 a 100 en el entorno de los 5 segundos y un comportamiento de verdadero coche deportivo gracias a las mejoras introducidas en la dirección, al incremento de la rigidez torsional y a los nuevos ajustes del sistema de suspensiones. Tendrá además un acabado Performance que potencia su lado deportivo con un diferencial mecánico, frenos reforzados y ruedas más grandes. 

En el interior la deportividad sigue siendo la nota dominante, y tres relojes analógicos presiden el salpicadero del Nissan Z. El cuadro de instrumentos es eso sí digital de 12,3 pulgadas y monta una pantalla central para gestionar el sistema de infoentretenimiento, compatible con las aplicaciones Apple CarPlay y Android Auto. Habrá una edición especial llamada Proto Spec para rendir homenaje al prototipo presentado en 1969. Estará limitada a 240 unidades para el mercado estadounidense y será reconocible por su inconfundible color amarillo y las llantas Rays en bronce de 19".