| 25 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez y Justine Trudeau
Pedro Sánchez y Justine Trudeau

Trudeau, el presidente al que imita Pedro Sánchez, gana en Canadá por los pelos

El líder al que más imita el presidente español logra vencer en las urnas, pero se queda lejos del resultado que buscaba y no podrá gobernar en solitario.

| Yolanda Lorenzo Mundo

Dicen que Iván Redondo se inspiró en él para algunas de las escenas más icónicas, controvertidas y para algunos ridículas de Pedro Sánchez: aquellos posados en el despacho con niños, corriendo por los jardines de Moncloa, sentado en su escalinata o a bordo del Falcon con las gafas de sol puestas.

Era el "estilo Trudeau", el presidente de Canadá que para muchos ha sido la gran referencia de su homólogo español, al menos en la utilización del marketing político, aunque con desigual resultado: al canadiense del Partido Liberal, una especie de PSOE moderado, le rindió grandes beneficios. A Sánchez, no está tan claro. Y a Redondo, ninguno: ya no está a su vera y, desde entonces, las puestas en escena a lo "El Ala Oeste de la Casa Blanca" se han matizado.

Los caminos políticos también se parecen, o pueden parecerse si se sigue la secuencia y Sánchez, cuando tenga Elecciones, sigue el camino de Trudeau en los comicios celebrados ahora en su país, saldados con una victoria pero lejos de la mayoría que buscaba al convocar a las urnas a sus paisanos con dos años de antelación.

Muchos de los posados más polémicos del presidente español los sacó Iván Redondo del líder canadiense

En todo caso, el partido gobernante ha obtenido en las elecciones de este lunes 156 de los 338 escaños de la Cámara de los Comunes, frente a los 122 de los conservadores liderados por Erin O'Toole, si bien no alcanza una mayoría absoluta y gobernará en minoría.

El Bloque Quebequés se ha hecho con 31 escaños, mientras el Nuevo Partido Democrático (NPD) de Jagmeet Singh, un exabogado y estrella de 'TikTok' que figuraba como un favorito, ha obtenido 27, dejando a Los Verdes con dos escaños, según los resultado con el 91 por ciento escrutado.

El "espejo" de Sánchez

Primero fue el running y el posado con el perro; luego el avión y las gafas de sol y, más tarde, el posado de manos con un mensaje que las presentaba como "símbolo" de la decisión el presidente, Pedro Sánchez. Las campañas de autobombo personal del jefe del Ejecutivo han sido tan virales como, por lo general, objeto de chirigota. Pero en Moncloa gustaban allá por 2018, a juzgar por la reincidencia. 

Uno de los ejemplos más sonoros ocurrió con motivo de los primeros cien días de Sánchez en La Moncloa, y vuelve a tener un extraño aroma a asesores de imagen devotos de 'El Ala Oeste de la Casa Blanca', de seguidores de las fórmulas que funcionaron con Obama o Kennedy en los Estados Unidos pero que, en España y sin haber pasado por las urnas, suelen generar el efecto contrario al deseado.

 

En aquella ocasión, Sánchez grabó un vídeo que plagia literalmente el aspecto y atuendo utilizado por Justine Trudeau, un espejo en el que se mira el presidente español pese a que las coincidencias en realidad no son muchos a efectos de rendimiento electoral: el americano, en aquel momento, disponía de una mayoría absoluta inviable para el español.  

Nada de eso parece importarle al jefe del Ejecutivo español, que calcó para su vídeo de celebración la vestimenta e incluso los escorzos que le han hecho célebre a Trudeau en su país: camisa blanca arremangada, corbata, en posición de estar trabajando siempre, apoyado de pie en una mesa para volver al teléfono o al ordenador a resolver rápido algún problema acuciante.

Una publicación europea ya le sacó los colores a Pedro Sánchez por sus imitaciones de líderes políticos internacionales

No es la primera vez que Sánchez emula a Trudeau o a otros líderes, hasta el punto de que una prestigiosa publicación europea ya le sacó los colores en su estreno tras desalojar a Rajoy, como adelantó ESdiario. Fue en junio cuando literalmente le cazaron. 

Politico.eu, una publicación muy popular entre la clase dirigente de la Unión Europea, dedicó un artículo a sacar los colores al socialista al desgranar hasta qué punto el presidente español se inspiró en su homólogo candiense en sus primeros días en La Moncloa. 

 

Tampoco Kennedy se ha librado de la inspiración de Sánchez

 Primero, nombrando un Consejo de Ministras y Ministros -según la terminología empleada por sus propios miembros- con 11 mujeres y 6 hombres al que propio primer ministro Trudeau saludó en Twitter.  Cuando llegó al Gobierno, el canadiense pregonó a los cuatro vientos que el suyo sería un gabinete paritario y nombró a 15 mujeres y 15 hombres. Amén de declararse públicamente "feminista". 

 

Segunda coincidencia: la inmigración. En su primera etapa en La Moncloa, Sánchez anunció la supresión de las concertinas en la valla de Ceuta y Melilla y la recuperación de la tarjeta sanitaria universal y gratuita para los sin papeles. Aunque lo que más impacto obtuvo entonces fue su decisión de acoger a los inmigrantes del Aquarius, tan alejada de la "devolución en caliente" incluso de menores en Ceuta que marca ahora su agenda.

Trudeau, por su parte, tuvo cuatro ministros inmigrantes y ha reasentado a 53.000 refugiados sirios. En diciembre de 2015 acudió a recibir en persona a los primeros 163 y señaló: "Salen de los aviones como refugiados y entran como residentes permanentes". A Sánchez, que intentó exactamente lo mismo con el Aquarius, no le salió tan bien y hoy la gestión de la inmigración es una de sus patatas más calientes.

 

Trudeau, protagonizando un episodio previo al del Aquarius

 

Tercer punto en común: la revisión del pasado. Por parte de Sánchez, con el Valle de los Caídos y la inyección de fondos públicos para sacar de las cunetas a las víctimas del franquismo o la Ley de Memoria Democrática que impulsa en estos momentos. Antes que él, Trudeau estableció como una de sus prioridades la reconciliación con los indígenas.

 

Y cuatro y más relevante: la importancia que Sánchez le confiere a la imagen, algo en lo que también imita a Trudeau. No hay más que ver las imágenes que La Moncloa distribuye desde el mismo estreno presidencial, un compendio de perros, zancadas, manos y gafas que sugieren la idea de un presidente americano, deportista y enérgico... aunque acabe todo casi siempre en chirigota.

Aunque en esto de las poses, según insistía  Politico.eu, el discípulo español aún tiene mucho que aprender del maestro canadiense, que además de utilizar Facebook, Twitter, Instagram y hasta Snapchat, llegó a vestirse así en una visita a La India:

 

 

El penúltimo éxito de Trudeau, más matizado que ninguno de los anteriores, le mantendrá en la Presidencia, pactando con Los Verdes. Pero su estrella parece haber empezado a declinar y su trayectoria, hasta ahora, ha sido similar a la que Sánchez ha llegado. ¿También en esto?