| 05 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Dominic Cummings y Boris Johnson
Dominic Cummings y Boris Johnson

El “Redondo británico” filtró a la prensa la fiesta de Johnson para desgastarlo

El exasesor del primer ministro del Reino Unido estaría detrás de las filtraciones en las que se demuestra que Boris Johnson participó en una fiesta en pleno confinamiento

| J.F Mundo

Primero fueron unas transcripciones muy serias en las que se dejaba ver cómo el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, no se tomaba en serio el coronavirus al inicio de la pandemia. Después llegaron las filtraciones por las que se evidenciaba que había irregularidades en la reforma de la residencia de Johnson. Y ahora, salen a la luz documentos en los que se aprecia cómo el primer ministro participó en una fiesta en su jardín con un centenar de invitados en pleno confinamiento estricto.

Detrás de todas estas filtraciones podría estar un hombre que, hasta hace poco, era la mano derecha de Johnson. Una persona que conocía (y conoce) todos los entresijos y “asuntos delicados” de Downing Street. Se trata de Dominic Cummings, el "Iván Redondo británico" que fue asesor del líder del ejecutivo británico hasta que fue destituido en noviembre de 2020 por razones que todavía se desconocen. A ojos de la opinión pública, solo dimitió. Para algunas fuentes cercanas al gobierno británico, fue apartado y humillado. Y ahora busca venganza. 

Y es que el Daily Mail, uno de los periódicos más leídos en el Reino Unido, ha publicado recientemente que detrás de estas informaciones estaría Cummings. Y lo confirma un compañero muy próximo al exasesor. "Cada vez que Boris consiga recobrarse de un escándalo, ahí estará Dominic para golpearle otra vez. (…) Tiene un archivo repleto de datos, textos y correos electrónicos dañinos que irá publicando periódicamente para acabar con Boris Johnson”, ha apuntado. 

Y es que las filtraciones siempre han llegado a la prensa de la misma forma: cada tres o cuatro semanas y con unos datos muy concretos y sensibles que afectan especialmente a la imagen pública del mandatario. Y parece que esta dinámica no va a terminar: Cummings está dispuesto, según publica la prensa británica, a filtrar más datos comprometedores de Johnson. El objetivo del exasesor es ver al primer ministro fuera del gobierno y “no parará” hasta que lo logre.

Por desgracia para Downing Street, estas filtraciones parece que no van a parar: Cummings, en principio, no podría ser sobornado según su entorno. Procede de una familia con mucho dinero y ha ganado cuantiosas cantidades con otros negocios, lo que haría que el dinero sea un factor no determinante en esta “guerra de desgaste”.