| 02 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Los líderes del G20, en Roma
Los líderes del G20, en Roma

El G20 devoró un menú de 5 platos antes de pontificar sobre el cambio climático

Los líderes mundiales defendieron el transporte sostenible y la dieta sana, y cumplieron en parte. Pero hasta para cenar no se ahorraron un menú excelso aunque sin carne.

| ESdiario Mundo

El G20, reunido este fin de semana en Roma, ha puesto el acento en combatir el cambio climático, reducir las emisiones de CO2 y apostar por un modelo de consumo sostenible en el que los hábitos alimentarios son, a su juicio, clave.

Sin llegar a los límites de Garzón, cuya campaña "contra" el chuletón se ha hecho célebre en los últimos meses, lo cierto es que los países poderosos han emitido, desde hace años, mensajes a favor de una alimentación alternativa con menor dependencia de la ganadería extensiva.

¿Pero ellos lo cumplen en sus citas? ¿O les ocurre como con los combustibles fósiles, tan penados fiscalmente y perseguidos políticamente como luego utilizados en sus desplazamientos en aviones como el Falcon de Sánchez?

 

Pues, al menos de cara a la galería, los dirigentes más poderosos del mundo sí cumplen lo que dicen en cuestiones alimentarias. O desde luego lo hicieron en uno de los menús de este largo fin de semana, el nocturno del 30 de octubre, a cuya composición ha accedido ESdiario y es ésta:

"Per antipasto verrà servito salmone marinato all'aneto con polvere di olive, poi un risotto alla zucca seguito da filetti di spigola con verdure della tenuta presidenziale di Castelporziano, di contorno sfoglia di pomodoro e sedano rapa, cuori di cariofi e patate farcite; per dessert una crema di mandarino al vapore", en el italiano original.

Es decir, salmón marinado; un risotto de calabaza, un filete de lubina, un hojaldre de tomate y, como remate, una crema de mandarina al vapor: cinco señores platos aunque, eso sí, sin presencia de carne ni de jamón, sea por convicción, por el horario o por puesta en escena.