| 14 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Escorpiones “gigantes” en Valencia

Vídeo: nacen nuevas crías en un grupo formado por seis escorpiones adultos

| Redacción Valencia Municipios

Los escorpiones tienen mala fama y, en muchos casos, a causa de su veneno, con bastante razón. Sin embargo, en esta ocasión, saber que han nacido nuevas crías en Valencia incluso aunque se trate de la especie más grande de todas, es motivo de alegría.

BIOPARC Valencia acaba de dar la bienvenida a nuevos integrantes en la familia del escorpión emperador, un animal muy temido, pero no por ello menos fascinante. Se trata de un ser ovovivíparo, es decir, ponen huevos como los ovíparos, pero crecen dentro de la madre (vivíparas).

Tras una larga gestación de entre 9 y 14 meses, al salir del huevo el exoesqueleto de las crías no está formado, lo que las hace muy vulnerables, así que la madre las protege cargando con ellas a la espalda y, además, las alimenta con trocitos de sus presas previamente despedazadas.

Esta especie de escorpión es la más grande del mundo y puede llegar a medir hasta los 20 cm. De color negro brillante destacan sus dos grandes pinzas en la parte delantera y su larga cola terminada en un aguijón. Son nocturnos y a pesar de su temible aspecto son tímidos y su veneno no es muy potente, similar a la picadura de una avispa.

En el parque de Valencia se recrea fielmente su hábitat en un espacio realmente peculiar que esconde algunos “tesoros”, como el tronco gigante que ha convertido su interior en el hogar y refugio ideal de reptiles y artrópodos, donde podemos contemplar a los cinco escorpiones, cuatro adultos y una cría del pasado año. Por su bienestar, la madre y las crías se encuentran temporalmente en unas instalaciones especiales fuera de la vista del público.

Los escorpiones conviven con las Boas de Duméril, la temible tarántula Goliath, que utiliza sus pelos sensoriales para detectar vibraciones en el suelo y en el aire y conocer la proximidad de su presa o enemigo; y los camaleones pantera, conviviendo con el gecko de Madagascar, que destaca por los brillantes colores sobre el verde claro de la parte superior de su cuerpo.