| 29 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

La Passejà de Sant Onofre con más ilusión que nunca tras dos años de pandemia

La tradición más antigua del pueblo cumple 299 años con multitud de actos programados. La Orquesta Montecarlo pondrá el viernes el broche de oro

| Redacción Valencia Municipios

Quart de Poblet celebra La Passejà de San Onofre con más ilusión que nunca tras dos años en los que  solo se han podido realizar actos simbólicos debido a la pandemia. En 2020, el año en que irrumpió la covid, se recurrió a una Passejà Virtual que se difundió por la Red, mientras que en 2021, la Asociación Amics de la Passejà y representantes municipales realizaron una roda de foc a las puertas de la ermita de San Onofre para mantener viva la tradición. También se mantuvo el disparo de los fuegos artificiales y el tradicional concurso de dibujo y de redacción entre el alumnado del municipio.

Este año, peques y mayores tienen todo preparado para una edición histórica, ya que falta muy poco para que se cumplan tres siglos de esta tradición según la cual, de San Onofre, patrón de Quart de Poblet, escuchó las súplicas de su pueblo y acabó con la sequía la noche de un 9 de junio de 1723. Los cultivos se salvaron y, de forma espontánea, los vecinos y vecinas subieron a la Ermita y pasearon al santo acompañándolo de fuego, música y alegría.

Desde entonces, y de forma ininterrumpida, se ha mantenido viva la leyenda y el paseo se convirtió en La Passejà. Es una fiesta singular de la Comunitat Valenciana que recibe gran cantidad de visitantes, por lo que desde el Ayuntamiento y desde las asociación Amics de la Passejà se espera poder llegar a la declaración Fiesta de Interés Turístico Autonómico, ya que, en 2018 ya fue reconocida como Fiesta de Interés Turístico Provincial.

Dos "rodas de foc"

El momento más importante es este jueves 9 de junio a las 22:30, hora en la que Els Amics de la Passejà sacan al Santo de la Ermita que lleva su nombre. Desde allí lo pasean hasta la rotonda del Agua donde se hacen dos "rodas de foc", una en la que niños y niñas son los encargados de sujetar las tenazas de donde salen disparados los cohetes, y otra en la que son los adultos quienes toman el relevo. A su paso por el Ayuntamiento se dispara un espectacular castillo previo a la entrada de fuego en la Plaza de la Iglesia donde la Asociación Amics de la Passejà invitarán al pueblo a horchata, refrescos y rosquilletas.

Al día siguiente, viernes, el Santo realizará el camino inverso. A las 11:00 lo trasladarán desde la Parroquia de la Purísima Concepción, donde ha pasado la noche, hasta la Ermita donde se oficiará una misa. A las 13:00 vuelve el fuego a través de la tradicional mascletá. A las siete y media de la tarde L'Agrupació Musical l'Amistat interpretará su Concierto Extraordinario en honor al Patrón de Quart de Poblet.

El viernes por la noche sale por última vez de la Ermita camino a la Parroquia, donde permanecerá hasta el viernes 17 de junio, fecha en la que se realizará la Pujà infantil, en la que son los niños y niñas del municipio quienes lo devolverán a su Ermita.

La Orquesta Montecarlo será la que ponga el broche de oro a unos días muy esperados por la ciudadanía, y actuará el viernes 10, en la explanada que hay junto a la Biblioteca. Durante los días previos y posteriores a la Passejà el pueblo ya huele a pólvora y fiesta y son muchas las actividades organizadas.

Sin embargo, durante todo el año se organizan excursiones, conferencias y reuniones. Una de las iniciativas emprendidas para aprender la historia de Quart de Poblet y promocionar La Passejà que más éxito han tenido ha sido la de diseñar un videojuego gratuito y atractivo para las nuevas generaciones. Es un juego fascinante para todos los públicos que traslada al jugador al pueblo tal y cómo era hace cien años. Una recreación fidedigna realizada gracias a las fotografías cedidas por vecinos y vecinas, la mayoría de ellas catalogadas en el Museo Virtual de la localidad.

Unas calles, plazas y monumentos que el videojuego permite recorrer de manera rápida y fácil con visión 360º del entorno. Todo el pueblo se ha modelado en tres dimensiones con la última tecnología en diseño y técnicas fotogramétricas. Los detalles están tan cuidados que hasta las baldosas son tal y como eran en el siglo pasado.

La ciudadanía puede descubrir y recordar lugares que ya han desparecido como el Palau del Marqués de Tremolar o el antiguo edificio del Ayuntamiento. También podrá disfrutar de la Ermita de San Onofre o de la estación de ferrocarril. Y, cómo no, visitar la Fábrica Refracta, que es la actual Biblioteca Municipal, y circular por la antigua carretera Madrid-Valencia a la altura de Villahermosa.

A la extraterrestre le gusta tanto San Onofre y La Passeja que se lo quiere lleva a su planeta¿¿lo conseguirá? Juega y lo sabrás. El videojuego se puede descargar de forma gratuita en el siguiente enlace: https://drive.google.com/file/d/1ocXLRQqnDFpmGkMvAUItEO-GeWrS18Be/view.

Historia, tradición, valores, rituales y cultura

También se han realizado dos documentales en los que se explica el origen y la evolución de esta tradición. Uno de ellos está destinado al público adulto y otro para el público infantil.

Asimismo, el Ayuntamiento de Quart de Poblet restauró el anda y la imagen de San Onofre que datan de 1941 y son una réplica de los originales del siglo XVII, destruido durante la Guerra Civil.

Ambos elementos presentaban carcoma, grietas y la pintura estaba muy deteriorada. La intervención consistió en limpiar, desinsectar, consolidar y realizar la reintegración volumétrica y cromática de la escultura de Rafael Pérez Contel. También se sustituyeron elementos que se habían roto o desaparecido, como la pata de uno de los leones. El consistorio invirtió más de 12.000 euros en la restauración del conjunto.

Después de estos 299 años, la fiesta se caracteriza por ser la que une troncalmente a todo el vecindario, siendo un punto de confluencia de historia, tradición, valores, rituales y cultura, una fiesta que abraza a los cuarteros y cuarteras, la que más nos identifica y diferencia como a pueblo, por ser tan antigua, única, colectiva y especial.