| 21 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El alcalde de Benavites y diputado provincial, Carlos Gil
El alcalde de Benavites y diputado provincial, Carlos Gil

El alcalde de Benavites y diputado provincial, Carlos Gil, absuelto de maltrato

El primer edil ha sido declarado inocente de las acusaciones de violencia de género. Abandonó el PP tras ser procesado pasando a los no adscritos, y ahora podría volver al partido

| E. M. Municipios

El alcalde de Benavites y diputado provincial no adscrito tras irse del PP por estar procesado por presuntos malos tratos a su ex mujer, Carlos Gil, ha sido absuelto y declarado inocente de las acusaciones en el juicio celebrado estas semanas.

La juez ha absuelto al ex dirigente del PP por presunta violencia doméstica y de género y lesiones y maltrato familiar debido a las contradicciones de su ex mujer. El fallo subraya la falta de un relato concreto y preciso de la denunciante y la ausencia de una explicación de cómo se produjeron las lesiones. 

Carlos Gil fue suspendido cautelarmente de militancia del PP tras los hechos y de sus funciones como coordinador general del PP de la provincia de Valencia. Fue detenido y el juez acordó su libertad provisional con la medida cautelar impuesta de una orden de alejamiento y prohibición de comunicación respecto de su ex esposa durante tres meses.

El alcalde de Benavites ha negado siempre los hechos, argumentando “la falsedad en la denuncia presentada” por su ex mujer, ocurrida en medio del trámite de separación. Ahora la juez le da la razón y le absuelve ya que la ex mujer llamó la Guardia Civil una hora antes de que ocurriesen los presuntos malos tratos.

Carlos Gil era una de las manos derechas del PP de la provincia de Valencia, Vicent Mompó, que lo nombró coordinador del partido -el número 3 de la organización-. Tras el procesamiento por malos tratos, Gil dejó sus cargos en el PP y la militancia, pero no la alcaldía y el escaño en la Diputación, pasando a los no adscritos. Ahora, limpio de acusaciones, se abre la puerta a su reincorporación al PP.