| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Vacunación infantil en la Comunitat Valenciana
Vacunación infantil en la Comunitat Valenciana

Antivacunas intentan boicotear la vacunación en colegios de Massanassa y Alfafar

Un hombre amenazó con denunciar a los sanitarios de Ausiàs March mientras que unos padres intentaron pararla en Orba. La Guardia Civil alerta de que se puede repetir en otros municipios

| E. M. Municipios

Preocupación en los municipios de L’Horta Sud por acciones de personas antivacunas contra la vacunación que se está realizando en varios centros escolares. Ya se han contado dos episodios en Alfafar y Massanassa contra la vacunación, y la Guardia Civil alerta de que el modus operandi se puede repetir en otros municipios de L’Horta. 

En Massanassa, un vecino intentó boicotear la vacunación a los niños de entre 5 y 8 años de la Escola Infantil Ausiàs March de la localidad. Los hechos ocurrieron hace unos días cuando hasta las instalaciones del centro se personó este hombre intentando evitar que se empezase la vacunación a los menores, amenazando para ello a los sanitarios que allí se encontraban con denunciarles. Incluso pidió la identificación a alguna de las enfermeras.

El hombre estaba empadronado en Massanassa pero no tenía hijos escolarizados allí según informa el centro. Aún así intentó impedir el derecho de los menores a recibir la vacuna, a pesar de que los alumnos tenían la autorización de sus padres.

Hasta el colegio se personaron miembros de la Policía Local y de la Guardia Civil, que identificaron a este individuo, y velaron porque la jornada de vacunación prosiguiera con normalidad. También acudió al centro el alcalde de Massanassa, Paco Comes, quien invitó a este vecino a poner las reclamaciones pertinentes en el organismo competente, pero sin causar molestias al proceso de vacunación.

El Alfafar, un par de padres de alumnos intentaron frenar el proceso de vacunación en el colegio público del Barrio Orba. Los padres llamaron a la Guardia Civil y alegaron que se estaba vacunando sin autorización. La Guardia Civil se personó en el centro escolar y comprobó que todos los escolares que estaban siendo vacunados tenían la correspondiente autorización familiar firmada y el proceso continuó con normalidad.