| 25 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Maria Josep Ortega, ex alcaldesa de Carlet, junto a Oltra
Maria Josep Ortega, ex alcaldesa de Carlet, junto a Oltra

La purga de la ex alcaldesa de Carlet provoca una guerra en Compromís

El colectivo local fuerza a Maria Josep Ortega a dejar el acta “de forma no voluntaria” tras quitarle las competencias y sueldo, provocando duros reproches entre dirigentes de la coalición

| E. M. Municipios

“En las próximas horas registraré mi renuncia como concejal en el Ayuntamiento de Carlet. No ha sido voluntario y, además, ha sido una de las decisiones más difíciles y complicadas de mi vida política”, con estas palabras la ex alcaldesa de Carlet hasta hace tres meses, Maria Josep Ortega, de Compromís se ve forzada a dejar el Ayuntamiento tras las presiones del colectivo local, provocando con ello una guerra en Compromís con cruces de reproches entre dirigentes autonómicos de la formación.

Los propios compañeros de Maria Josep Ortega habían forzado a la actual alcaldesa, Lola Navarro del PSOE, a retirarle las competencias y el sueldo, una estrategia de presión para indicarle a Ortega que se marchara. Detrás de este acoso a Ortega que le ha hecho finalmente irse se encuentra el coordinador local de Compromís, Sergi Doménech, que controla el colectivo local.

En la decisión de apartar a Ortega hay mucha marejada de fondo, desde temas personales a intereses de Doménech por hacerse con la candidatura en las elecciones de 2023 -el propio Doménech dice que Ortega no podía repetir al llevar muchos años en el Ayuntamiento- y a venganzas políticas porque Ortega apoyó al candidato alternativo a dirigir de Més Compromís (el antiguo Bloc), Álex Ruiz, alcalde de Bellreguard, frente al aparato oficial de Águeda Micó.

La carta de despedida de Maria Josep Ortega donde deja claro que su decidión de irse no es voluntaria sino obligada, ha provocado una tormenta. El propio jefe de gabinete de Mónica Oltra, Miquel Real, se posicionaba del lado de Ortega y le comentaba que “quien haya decidido que tú dejes de servir a tu pueblo es porque él ha dejado de servir al pueblo valenciano”. Un dardo contra el colectivo local de Compromís.

La diputada en Les Corts, Mónica Álvaro, también se suma a los comentarios de apoyo a Ortega dándole ánimos y recordándole que “algunas personas a veces hacen que la política sea muy injusta”, otro dardo. El histórico dirigente del antiguo Bloc, Joan Manssanet, dejaba la siguiente reflexión “alguna cosa está pasando cuando la gente que dio la cara por el proyecto a finales de los 80 está siendo arrinconada”. Ahí queda la indirecta a la actual dirección de Compromís.