11 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Ampliación del Puerto de Valencia

Luz verde a la ampliación del Puerto de Valencia con cabreo botánico incluido

Puertos del Estado avala la DIA de 2007 y deja el camino despejado. Ofensiva de Compromís y Podemos a la decisión mientras el PSOE, de quien ha dependido el sí, calla.

| E. M. Municipios

El Puerto de Valencia tiene el camino despejado para acometer su ampliación tras avalar Puertos del Estado la declaración de Impacto Ambiental hecha en 2007, por lo que no será necesaria una segunda DIA que pudiera frenarlo como exigían algunas voces.

La pelota queda ahora en manos de la Autoridad Portuaria de Valencia, que siempre se ha mostrado favorable a la ampliación así que no habrá problema en que siga adelante. 

La decisión abre una brecha importante en los socios de gobierno del Botànic. El PSOE ha sido quien, a través de Puertos del Estado que dirige el castellonense Francisco Toledo y el ministerio  de Transportes del valenciano José Luis Ábalos, quien da luz verde a la DIA de 2007 y por lo tanto hace innecesaria otra DIA como reclamaban otros partidos de izquierda como Compromís y Podemos para frenar la ampliación. 

Esto ha provocado la ofensiva de medio Botànic, la parte nacionalista y podemita, mientras la parte socialista permanece callada. Desde Compromís se apunta a que es “una decisión insostenible y contraria a la lucha contra la emergencia climática  que pone en peligro la Albufera, les playas del sur i disparará la contaminación”.

Podemos por su parte califica de “irresponsable” la decisión y aseguran que el Gobierno “no entiende que estamos en emergencia climática”. Ximo Puig guarda silencio mientras los dos partidos que apoyan al PSPV despotrican abiertamente de esta ampliación que es vital para el puerto.

Por cierto, expertos en contratación pública aseguran que, una vez reconocida la DIA, todo lo que sea no adjudicar, parar el proceso, retrasarlo o entorpecerlo sería prevaricar. Por tanto, los que todavía mantienen su negativa a reconocer la legalidad de todo lo realizado estarían pidiendo a la Autoridad Portuaria que prevarique.